Los 14 impuestos más raros del mundo

¿Te imaginas que te cobren por ser obeso o guapo? Esta es una de las ideas descabelladas que se le ocurrió a algún economista para un impuesto.

Los impuestos son necesarios, pero no por eso muchos los pagan con gusto. En todos los países se deben pagar impuestos, ya sea por compras o ingresos personales, pero hay algunos que rayan en la locura.

Si te quejas por pagar un impuesto al comprar un automóvil, te vas a sorprender con estos 14  impuestos más locos de la historia, muchos de los cuales siguen aplicándose, publicado en el portal 20minutos.

1. Impuesto por obesidad

En Finlandia no procedió una propuesta para cobrar más impuestos a las personas que padecieran obesidad, esto por considerarla discriminatoria.

2. Impuesto por ser guapo

La idea del economista Takuro Morinaga, aparece en el listado de los impuestos más extraños del mundo. El asiático propuso aumentar los impuestos a los hombres solteros y físicamente agradables de Japón. La propuesta abarcó la reducción del gravamen a los que no fuesen tan agraciados físicamente.

3. Impuesto por tener un perro

A partir del próximo año la alcaldía de Sant Feliu de Llobregat (localidad catalana) cobrará entre 15 y 35 euros a las personas que tengan un perro. El objetivo es mantener la ciudad limpia y contribuir con los gastos de los expendedores de bolsas de basura para los excrementos caninos. La cuota variaría según el tamaño y la peligrosidad de cada animal y el tope serían 35 euros para quienes tengan un Doberman, Rottweiler, Pitbull, Bull terrier o Akita como mejor amigo.

4. Impuesto por los tatuajes

En Arkansas, desde el año 2002, se impuso un impuesto a las personas que decidan hacerse un tatuaje.

5. Impuesto a las ventanas

A finales del siglo XVII el Rey Guillermo III de Inglaterra decidió aplicar un impuesto a todos los dueños de casas con más de seis ventanas, para evitar este gravamen muchos prefirieron tapar cualquier entrada de luz a sus hogares. El dinero sería destinado a pagar los gastos de guerra del país.

6. Impuestos a brujas y adivinos

En Bucarest, capital de Rumania, las autoridades determinaron en 2011 que las personas que se dedican a la adivinación y la brujería deben pagar un impuesto del 16% de todos sus ingresos, además de obligarlos a contribuir con la materia de salud y jubilación, para que tuviesen acceso a esos servicios.

7. Impuesto por los inodoros

Desde el año 2005, en Maryland, los habitantes deben pagar casi $46.920 al año por concepto de bajar la palanca de la taza del baño.

8. Impuesto por posesión de drogas

Entre 2005 y 2009 el gobierno de Tennessee decidió cobrar a las personas por el consumo de marihuana, cocaína y anfetaminas. Se permitía el consumo dichas sustancias, siempre que se hubiese cancelado el impuesto por ello.

9. Impuesto por emisión de gases del ganado

Aquellos dueños de vacas en Irlanda y en Dinamarca estuvieron cerca de tener que pagar un impuesto por las flatulencias que emiten sus animales. El pago propuesto era de 13 euros (poco más de $29.627) por cada uno de los animales que tuvieran.

10. Impuestos sobre los sombreros

Entre 1784 y 1811, en Reino Unido el gobierno decidió imponer un impuesto para los que compraban o vendían sombreros de hombre.

11. Impuesto por grasas saturadas

Como una medida para prevenir problemas de salud entre su población, el gobierno de Dinamarca anunció en octubre de 2011 el aumento de impuestos a productos como la mantequilla o el aceite.

Te puede interesar: Las 13 cosas más raras vendidas en Internet

12. Impuesto por las costosas barbas

En la Rusia del siglo XVIII, el zar Pedro el Grande estableció un impuesto especial a pagar por hombres que tuvieran barba. La idea de este gobernante era modernizar el país, ya que veía que otras naciones europeas tenían como líderes a hombres de rostro afeitado.

13. Impuesto a los televisores

En el Reino Unido existe un impuesto bastante extraño. Si tienes un televisor, debes pagar una licencia especial. Este impuesto se utiliza para recaudar fondos para la estación de TV Pública, la BBC. El costo depende de tu televisor y está presente desde 1946.

14. Impuesto a la orina

En la Antigua Roma, la orina no era solo un desecho corporal, sino que se le utilizaba en procesos de producción. Quienes recolectaban orina debían pagar un impuesto especial.

Vía: gestion.pe

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados