Los estudios universitarios, ¿generan más deudas que ingresos?

marcha-universitarios

Los tiempos que marcaban los estudios universitarios como señal de éxito económico están pasando. De hecho, hoy en día, gran parte de los estudiantes terminan, a los pocos años, con más deudas que ingresos. Tal es la preocupación que genera este tema tan espinoso, que el mismísimo Foro Económico Mundial se ha pronunciado al respecto. ¿Quiere saber las conclusiones?

Europa está llenándose de profesionales que no encuentran empleo. Sus fronteras, entonces, tienen que abrirse. Muchos de los jóvenes egresados van en búsqueda de plazas en países emergentes de Asia y América. En Estados Unidos, el fenómeno es parecido. Solo que en este país el problema no es el desempleo. Son las graves deudas que no logran cubrir salarios bajísimos para más de 285.000 egresados. Todos ellos no logran recuperarse de deudas contraídas por casi $ 30.000.

El Foro de Davos ha sido contundente: es cierto, la educación universitaria ya no significa necesariamente el pasaje al éxito, pero puede ser la diferencia entre mantener o perder un empleo. Los datos lo refrendan. Son más las personas sin estudios superiores que se encuentran sin trabajo que los que sí poseen estos estudios. Sin embargo, el problema económico no está resuelto.

Es cuando surge una nueva interrogante: ¿Estudiar una carrera universitaria solo para salir de la pobreza? Los miembros del Foro Económico Mundial piensan que una carrera universitaria es más que eso. El estudiante debe evaluar si realmente vale la pena para él, endeudarse. Una carrera universitaria es más que el dinero que nos va a aportar, aseguran los especialistas. Plantea una forma de vida y una posibilidad (presumiblemente más pequeña cada día) de abrirse camino en el mundo, en búsqueda de la riqueza.

Sin embargo, las empresas no ofrecen un atisbo de solución. Antes, una empresa reclutaba a un colaborador recién egresado, lo formaba, y el colaborador en retribución se quedaba en aquella empresa. Ahora, el movimiento del mercado profesional ha variado todo ello. Los profesionales son aves de paso en las empresas. Si no se le ofrecen las condiciones para el crecimiento, buscan nuevos horizontes. Las empresas, al observar este panorama, buscan únicamente profesionales con 6 o más años de experiencia. Y a los jóvenes egresados, que no cumplen un requisito como tal, solo les queda soportar un ínfimo salario por algunos años.

Y para ti, ¿vale la pena endeudarte por mayor educación?

Vía: cnnexpansion.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion