Menos turismo y exportaciones en Cuba

El ministro de Economía de Cuba, Marino Murillo, afirmó que la crisis económica mundial está generando un impacto en los principales sectores productivos del país al notarse un descenso pronunciado en los ingresos por concepto de exportaciones y turismo.

Murillo dijo que la caída de la actividad económica se está reflejando en “el comportamiento del Producto Interno Bruto (PIB) por encima de un 2% y no en un 6%, como se pensó inicialmente”.

Los precios del níquel se desplomaron y están llegando a niveles incosteables, con la única excepción de la sociedad con la canadiense Sherrit, que tiene una eficiencia mucho mayor y por ende costos más bajos que las minas 100% cubanas.

El turismo frenó su crecimiento y el propio ministerio del ramo anuncia un año malo como consecuencia de las dificultades económicas y la desocupación que afecta a sus principales mercados, Canadá y Europa.

Por la misma causa se reducirá el ingreso de dinero proveniente de los cubanos que viven en el extranjero, que era de unos US$900 millones anuales. Directivos de la empresa receptora de las remesas anunciaron ya una fuerte disminución.

Las consecuencias

El principal problema que parece enfrentar la economía nacional es el de liquidez. No hay dinero para saldar los compromisos asumidos por el país con los socios extranjeros, tanto los que venden desde el exterior como los que trabajan dentro de Cuba.

El turismo es una de las principales fuentes de ingresos de divisas del país.
La empresa CIMEX, una de las más importantes del país, confesó que algunas cuentas serán pagadas con retraso a los proveedores extranjeros, pero aseguraron que finalmente se les pagaría a todos, “la voluntad es seguir pagando”, dijo su director, Eduardo Bencomo.

Otra de las preocupaciones del gobierno parece ser el exceso de gasto de combustible en la generación eléctrica, alrededor de 40.000 toneladas más en los primeros cuatro meses, lo que implicará unos US$90 millones extras al año.

El periódico Granma, voz oficial del Partido Comunista, lanzó un artículo dramático, al grado de enarbolar la consigna “¡Ahorro o Muerte!”, en el que se llama a todos los cubanos a un uso más eficiente de los recursos energéticos.

En otros escritos, aparecidos también en la prensa oficial, se mencionaba repetidamente el peligro de que se reinicien los apagones. Incluso los locutores del noticiero estelar de televisión finalizan el espacio con la frase: “El apagón puede evitarse”.

Al parecer los medios se excedieron en dramatismo y este lunes Granma modifica su postura, afirmando que estos problemas serán enfrentados por el gobierno y la población. “Los fantasmas y la Apocalipsis se desvanecerán frente al optimismo de nuestro pueblo”.

Cuesta arriba

El gobierno de Raúl Castro ha tenido un primer año accidentado y el segundo parece venir por el mismo rumbo. Prácticamente los principales esfuerzos han estado dedicados a sobrevivir y resarcir los daños sufridos por la economía nacional.

Apenas iniciadas las reformas -apertura de los hoteles, venta de celulares, reparto de tierras, eliminación de los Topes Salariales, etc.- tiene que enfrentar varios ciclones que recorren toda la isla provocando US$10.000 millones en pérdidas.

La burocracia estatal ralentiza los cambios, el reparto de tierras se realiza con cuentagotas y sin apoyo al nuevo campesino, los aumentos salariales siguen esperando la eliminación de los Topes y la apertura del mercado interno se estancó.

Incluso dirigentes tan importantes como Carlos Lage y Felipe Perez, habrían sido destituidos por cuestionar, a sus espaldas, la capacidad del gobierno, según una “filtración”, publicada por la prensa norteamericana y nunca desmentida por La Habana.

Ahora le toca enfrentar la crisis económica global. Mientras se mantuvo en el sector financiero no había repercutido demasiado en Cuba pero en momentos en que comienza a afectar el consumo mundial golpeará seriamente en los ingresos nacionales.

Fuente: BBC Mundo

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion