México: Producción porcina amenazada

Cuando el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entró en vigor, en México se consumía 90% de carne nacional y 10% de carne importada, pero en el 2012 el balance podría ser negativo para la porcicultura nacional, cuando el consumo de carne estadounidense cubra el 70% del mercado.

La razón: los productores mexicanos compiten en desventaja frente a los estadounidenses. “Ellos nos ponen en estado de indefensión con mejores precios de insumos, créditos muy baratos”, declaró Carlos García, presidente de la Asociación Ganadera de Porcicultores de Santa Ana.

Hoy el kilo de carne de cerdo en México alcanza 18 pesos, pero en los próximos meses el precio puede bajar a partir del comportamiento del mercado en el vecino país.

En contraste, la carne de cerdo mexicana tarda entre cuatro y cinco horas para cruzar la frontera hacia Estados Unidos, pues las autoridades de este país demandan la revisión de condiciones de inocuidad. A partir de las ventajas de exportación para la industria estadounidense, existe el riesgo de que la planta productiva mexicana desaparezca, alertó el porcicultor.

Del 25 de abril y al 6 de mayo, la caída en las ventas de cerdo en pie a los rastros en México generó pérdidas por 600 millones de pesos.

En dicho periodo, el más crítico de la emergencia sanitaria provocada por la influenza humana, el sacrificio de cerdos fue prácticamente nulo.

Actualmente la venta de carne de cerdo nacional se ha recuperado 90% en el país, señaló el presidente de la Asociación Ganadera de Porcicultores de Santa Ana Pacueco. Sin embargo, la competencia desigual frente a las importaciones estadounidenses impide que el sector se recupere a plenitud, dijo.

Fuente: ProChile

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion