Monopolios y crecimiento económico

silicon460

silicon460

El desempleo está en un 7%, los programas de asistencia social vienen siendo amenazados por el bloque republicano en el Congreso y la economía aún está muy maltrecha para asemejarse a pasados periodos de auge económico. Esta es la actual situación económica de EE.UU. En esta oportunidad, Paul Krugman publicó un artículo donde señala un flanco que no debe pasar desapercibido y que, pese a ser un hecho común dentro de los negocios internacionales, podría ser contraproducente para la economía del gigante del norte: la renta de los monopolios.

El profesor de la Universidad de Princeton señala una “importancia cada vez mayor de las rentas monopólicas: ganancias que no representan el retorno de una inversión, sino que reflejan más bien el dominio del mercado”. Para demostrar qué tanto están haciendo por aumentar la productividad las empresas monopólicas, Krugman cita un ejemplo: la General Motors durante la década de 1950-1960 dio trabajo al 1% de la mano de obra no campesina. En la actualidad, Apple, una de las empresas más rankeadas del país del Tío Sam, ofrece trabajo al 0.05% de la fuerza laboral.

Si bien esto se puede explicar a la exportación de las industrias a países asiáticos, Krugman afirma que el predominio de las ganancias de los monopolios sobre la producción en los beneficios económicos puede traer efectos desfavorables “porque las ganancias empiezan a ser más un reflejo del poder de mercado que de la producción”.

Inmediatamente trae a colación el caso de los ingresos salariales. Hasta hace un tiempo se creía que el desnivel de los salarios se debía a la exigente formación académica. Sin embargo, desde el 2000 la desigualdad ha aumentado a favor de las ganancias y en desmedro de las remuneraciones. Hoy las horas de trabajo han aumentado pero…

Si hay tanto dinero, ¿por qué estos monopolios no reinvierten pese a las ganancias y a las bajas tasas de interés? Ellas parecen estar convencidas de que no hace falta reinvertir el dinero pues obtienen mayores ingresos debido a la posición que tienen en el mercado. Dicho en otras palabras “el aumento de las rentas monopólicas puede tener y posiblemente haya tenido el efecto de deprimir simultáneamente las remuneraciones y la percepción que se tiene del retorno de inversiones”.

Tal situación poco favor le hace a una economía que aún aguarda por mejores perspectivas de crecimiento. Este desenlace empresarial, que se da en el marco de las políticas monetarias expansivas del Banco Central de EE.UU. (FED), una medida keynesiana para dinamizar la feble economía norteamericana, no es en absoluto un argumento en contra de este puntualiza el economista. Sin embargo, debe tocarse el tema con absoluto cuidado para evitar que esto prosiga pues hay dinero en las empresas pero no se invierte y además los sueldos son exiguos: ¿cómo promover el consumo si las familias tienen poco en su haber y no se dinamizan los mercados?

Vía: Gestión.pe

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion