Nuevo mecanismo cambiario en Venezuela contrae a su sector industrial

El nuevo mecanismo cambiario aplicado en Venezuela por el presidente Hugo Chávez no ha logrado aplacar la tenaz sequía de dólares, impactando a la industria privada y convirtiéndose en un nuevo freno para la recuperación económica del país petrolero, según analistas y empresarios.

La abrupta caída de los precios del crudo en 2009 por la crisis global obligó al Ejecutivo a limitar aún más la entrega de dólares oficiales a empresarios e importadores, lo que disparó el valor del billete verde en el mercado paralelo y aceleró la ya alta inflación de la nación caribeña.

Para atacar el problema, el Gobierno prohibió el mercado no oficial y creó en junio de este año el Sistema de Transacciones de Títulos en Monedas Extranjeras (SITME), manejado por el Banco Central (BCV), para asignar divisas a un tipo de cambio superior al oficial, pero inferior al paralelo.

Sin embargo, los industriales se quejan de que el mecanismo es engorroso y los montos aprobados, insuficientes para mantener la maquinaria productiva, lo que dificultará salir de la profunda recesión en la que el país se sumió el año pasado.

“El SITME es sumamente rígido (…) Es una camisa de fuerza que impide que la economía crezca, que se mueva. Impide que puedas aumentar la oferta de productos nacionales”, dijo Carlos Larrazabal, presidente del gremio empresarial Conindustria, al que Chávez considera enemigo de su revolución socialista.

Fuente: América Economía

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion