Planifique para reactivarse

Claudio Del Campo, miembro del Consejo Editorial de diariopyme.com, de Chile, explica porque es importante que las pequeñas y medianas empresas planifiquen sus acciones, si quieren tener un negocio exitoso a largo plazo.

Según expertos en la materia, para que el negocio marche bien a largo plazo, una adecuada  planificación es primordial. 

¿Por qué es tan importante una adecuada planificación?, Del Campo aconseja ver la perspectiva completa del proceso. “La planificación tiene componentes estratégicos, pero también elementos operativos. Lo primero va asociado a como visualizo y proyecto la organización a mediano y largo plazo; y lo operativo, está asociado a como yo defino y logro las acciones a corto plazo. Cuando hacemos procesos de planificación, mezclamos lo estratégico y lo operativo”.

Todo este trabajo sirve para que las Pyme trabajen en forma ordenada. “Si hacen el ejercicio de planificar, se darán cuenta que van a aparecer nuevas oportunidades de negocio que pueden aprovechar, van a mirar más hacia fuera, al mercado, a los clientes y  no estarán tan focalizados en los productos”, explica el también gerente general de Fundes Chile.

La planificación es un proceso de gestión empresarial y como tal necesita acciones programadas y sistemáticas, agrega Del Campo, “lo que muchas Pyme no entienden. Cerca de un 70% de ellas no logran cumplir sus metas”, agrega.

En reactivación
La planificación adquiere un rol de vital importancia durante épocas de crisis, ya que permite anticiparse a hechos que puedan afectar el rendimiento de una empresa.

“La planificación es una fuente de información relevante que permite prever situaciones futuras. Hay empresas que si hubiesen planificado, se habrían dado cuenta de la recesión que venía. El que planifica maneja información privilegiada y puede tomar decisiones oportunas, disminuir sus costos, disminuir los servicios otorgados, cambiar los formatos de producto o buscar otros mercados”.

El desafío de las Pyme en este período, explica el profesional, están en volcar la estrategia hacia el exterior. “Tienen que pasar desde una gestión que mira hacia adentro, a una con la vista hacia afuera para identificar clientes. En definitiva, una mirada mucho más comercial”.

Además, deben ser proactivas y pasar rápidamente de la planificación a la acción. “Lo que hoy manda es la planificación orientada a resultados. Hoy la tendencia es planificar y actuar, ser muy dinámico, pero siempre pensando en las metas deseadas y poniendo énfasis en los procesos y en las personas”, agrega Del Campo.

Fuente: Diario Pyme

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion