Proponen aumentar los impuestos en las bebidas alcohólicas para reducir el déficit

Una organización no lucrativa pidió hoy que los cinco principales líderes del gobierno de California acojan un proyecto de aumento del impuesto a las bebidas alcohólicas para reducir el elevado déficit presupuesto estatal.

El Instituto Marín, entidad que vigila la industria de bebidas alcohólicas, ha pedido hoy que los “5 líderes” más importantes del gobierno del estado- el Gobernador Arnold Schwarzenegger, la Líder de la Asamblea Karen Bass, el presidente del Senado, Darrell Steinbeg, el líder minoritario de la Asamblea, Michael Villines, y el líder minoritario del Senado, Dennis Hollingsworth- apoyen un incremento de 25 centavos a todos los productos alcohólicos.

“Es increíble pero el estado de California esté subsidiando a la industria del alcohol al no requerirle que pague su parte de impuestos”, declaró a Efe Jorge Castillo del Instituto Marín.

“El impuesto al alcohol no ha aumentado en California desde 1992 y en ese año sólo subió 1 centavo por cada copa de vino y 2 centavos por cada cerveza o trago de licor”, aseguró el activista.

Agregó que en el transcurso de este tiempo el impuesto ha sufrido una pérdida neta del 33 por ciento de impuestos causada por el aumento de la inflación.

Destacó que, a pesar de que California tiene el mercado de licor más grande de la nación, los impuestos de venta para la cerveza, el vino y los licores son más bajos que la media nacional.

“El presupuesto de California es un desastre, las proposiciones del gobernador han sido derrotadas, ahora es el momento para que Sacramento muestre liderazgo”, reclamó Bruce Livingston director ejecutivo de Instituto Marin, entidad no lucrativa y cuya misión es proteger al público del impacto negativo de las prácticas de la industria del alcohol.

“El electorado ha despertado decepcionado de los legisladores, y un incremento al impuesto del alcohol debe aliviar la crisis presupuestaria que enfrenta California”, aseguró.

Un incremento general de 25 centavos a todos los productos alcohólicos en California generaría 3.440 millones de dólares en ingresos para el presupuesto, 1.750 millones por cerveza, 723 millones por vino y 966 millones por otros licores.

Adicionalmente estos ingresos apoyarían programas esenciales de prevención, tratamiento, cuidado de emergencia, trauma, cuidado de salud, salud mental, prevención de crimen y seguridad en el transporte, factores todos relacionados con el consumo de alcohol.

Según el Instituto Nacional de Alcoholismo y Abuso de Alcohol el aumento de los impuestos a las bebidas alcohólicas ayuda a reducir la frecuencia y la cantidad de consumo entre los jóvenes.

Igualmente, se reducen los accidentes de tráfico relacionados con la conducción en estado de embriaguez y el índice de los crímenes atribuidos al uso de las bebidas alcohólicas.

“En Los Ángeles muere una persona cada hora debido a los daños del consumo de alcohol y cada residente de California debe pagar 1.000 dólares al año para reponer los gastos que el consumo alcohólico genera al estado”, aseguró Carrillo.

Sin embargo, según afirma el Instituto Marín, las grandes corporaciones que producen, distribuyen y comercializan las bebidas alcohólicas dedican importante recursos al “lobby” de los legisladores.

“Un estudio publicado por el Instituto Marín reveló que la industria alcohólica invirtió 3 millones de dólares para tratar de persuadir a los legisladores para que voten a su favor en medidas que afectan la venta de cerveza vino y licor”, señaló Carrillo.

Sin embargo, una encuesta del Instituto de Política Pública de California de enero de 2009, señaló que el 85 por ciento de todos los adultos se muestran a favor de aumentar el impuesto a las bebidas alcohólicas en cinco centavos por bebida.

Pero no así los legisladores, quienes no aprobaron la propuesta AB 1019 presentada este año por el asambleísta demócrata de Sacramento Dave Jones que proponía un impuesto de 10 centavos a las bebidas alcohólicas.

“Es hora de que nuestros líderes políticos en Sacramento se armen de valor y pidan este aumento en nombre del gobierno y los residentes de California”, finalizó Livingston.

California se enfrenta a un déficit de más de 21,000 millones de dólares, lo cual obligaría a la reducción de programas y servicios a través del estado, incluyendo la educación pública, programas de salud, y seguridad pública.

Fuente: EFE

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion