Refugiado de Siria es ahora dueño de 3 empresas

refugiado

Fue una imagen conmovedora que mostraba a un hombre en una calle en Beirut, Líbano, cargando a su hija dormida sobre sus hombros mientras vendía muy consternado lapiceros baratos.

Su nombre es Abdul Halim al Attar, un refugiado sirio que ahora es dueño de tres empresas en la capital libanesa después de una exitosa campaña de crowdfunding online que logró reunir 191.000 dólares.

En efecto; Abdul, divorciado, de 33 años de edad y padre de dos hijos, inauguró una panadería hace dos meses y desde entonces también una tienda de kebab y un pequeño restaurante dando trabajo a 16 refugiados sirios.

Lee también: Campañas de Marketing Viral

La foto de al-Attar con su hija en brazos dormida mientras vendía lapiceros en una transitada calle de Beirut ante un sol abrasador fue difundida el pasado verano conmoviendo a medio mundo en las redes sociales.

Campaña viral en Twitter

Precisamente, uno de los que difundió esta dura situación del refugiado fue un periodista y programador web de Noruega, Gissur Simonarson, que abrió una cuenta en Twitter para, como objetivo, recaudar 5.000 dólares para Al Attar y su familia.

Pero, cuando la cerró tres meses más tarde, la campaña había recaudado en cambio cerca de cuarenta veces más: 188.685 dólares.

Siria

siguiente boton pymex