Rusia anuncia un embargo de sus exportaciones de trigo por la sequía

Rusia, tercer exportador mundial de trigo, anunció el jueves un embargo de sus exportaciones de ese cereal y sus productos derivados a partir de mediados de agosto, a raíz de la caída en las cosechas por la sequía que afecta al país.

“A raíz de las temperaturas anormalmente altas y la sequía, estimo justificado instaurar un embargo temporario de las exportaciones de trigo de Rusia y de productos agroalimentarios derivados”, declaró el primer ministro Vladimir Putin, citado por las agencias rusas.

El anuncio tomó por sorpresa a los mercados, luego de que responsables rusos hubieran asegurado en los últimos días que la sequía no afectaría las exportaciones. Los precios mundiales del cereal, que ya aumentaron un 40% en julio, se dispararon tras el anuncio.

En el Euronext, el precio del trigo para entrega en noviembre subió 11,96% a 234 euros (308 dólares la tonelada). En Chicago, el contrato del trigo con vencimiento en setiembre pasó de 7,26 a 7,86 dólares el bushel (35 lts), y el de contrato con vencimiento en diciembre de 7,55 a 8,14 USD.

La canícula sin precedentes que afecta la parte occidental de Rusia desde principios de julio, y provoca gigantescos incendios, acarreó la destrucción de numerosos cultivos y la caída de las cosechas.

Las estimaciones de cosecha de trigo para este año fueron recortadas por el gobierno a 70-75 millones de toneladas, en vez de la media anual de 90 millones, según la agencia RIA Novosti. Rusia suministra el 8% de la producción mundial de trigo. En 2009, Rusia exportó 21,4 millones de toneladas de cereales.

El embargo de las exportaciones será aplicado del “15 de agosto al 31 de diciembre”, precisó el portavoz de Putin, Dimitri Peskov. La política de Rusia luego del 31 de diciembre será determinada por los resultados de la cosecha, aclaró Putin. El 20% de sus 10 millones de hectáreas de sus tierras cultivables han quedado arruinadas por la sequía.

“Hay que impedir la inflación de los precios internos y salvar las cabezas de ganado”, preservando el forraje, explicó Putin en un consejo de ministros.
Teniendo en cuenta la caída prevista de la cosecha, los cereales del fondo de intervención ruso serán atribuidos a las regiones más necesitadas, continuó.
Además, el gobierno ruso va a acordar “una ayuda financiera de 35.000 millones de rublos (unos 1.170 millones de dólares, 890.000 millones de euros) a los productores de cereales afectados por la sequía”, agregó.

De esos 35.000 millones, 10.000 millones serán otorgados “sin contrapartida” y los 25.000 millones restantes en forma de “créditos a tasas ventajosas”, precisó.

Putin afirmó que Rusia pediría a Belarús y Kazajistán, países con los que comparte una unión aduanera, aplicar el mismo tipo de embargo. Kazajistán también es un gran exportador mundial de granos.

Fuente: Invertia

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion