Se desplomaron las exportaciones argentinas

En setiembre pasado, la Argentina vendió bienes al mundo por US$ 4.581 millones y los compró por US$ 3.655 millones. El resultado fue un superávit comercial de US$ 926 millones que, de todos modos, muestra un fuerte retroceso de 43% respecto del saldo positivo que se registraba un año atrás.

Si el balance no resultó peor fue debido a las trabas que el Gobierno impuso a muchas importaciones. En la comparación contra setiembre de 2008, cayeron 31%, casi a la par del 34% de retroceso de las exportaciones. 

Las cifras fueron difundidas ayer por el INDEC, y dan cuenta de que por segundo mes, a diferencia de lo que sucedía en el primer semestre, la caída de las exportaciones resultó mayor a la de las importaciones. Esto deterioró el tan valorado superávit comercial.

De todos modos, en el acumulado enero/setiembre el saldo positivo de la balanza fue de US$ 13.176 millones, y ya supera el ahorro logrado a lo largo de todo 2008. Para fin de año, consultoras como Abeceb estiman que el superávit rondará 16.000 millones.

Se puede establecer un paralelo con una familia que vio como sus ingresos cayeron mucho respecto de 2008 y decidió ajustarse el cinturón. Achicó sus gastos y esto le permitió mantener su capacidad de ahorro. Aunque en los últimos meses la situación se les complicó.

Entre enero y setiembre las exportaciones retrocedieron 25% debido a la crisis internacional y el impacto de la sequía en los embarques agrícolas: sumaron US$ 54.824 millones. Pero debido a las trabas a productos extranjeros, las importaciones cayeron más, 38%, hasta 27.869 millones. El superávit se mantiene, cierto, pero en una economía definitivamente más chica.

Fuente: Agencia Derf

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion