Según las pymes argentinas, lo peor ya pasó

Las pymes de Argentina piensan que lo peor de la crisis local y global quedó atrás y que su realidad económica mejorará de aquí en adelante, pese a que recortaron empleos, perdieron rentabilidad y sus costos aumentaron.

La información se desprende de la última encuesta coyuntural realizada por el Observatorio Pyme de la Unión Industrial Argentina (UIA), correspondiente al segundo trimestre de 2009. 

Los indicadores cualitativos contrastan con los cuantitativos, según se desprende del informe. Por un lado, los empresarios piensan que sus compañías, el sector y el país están mejor que en la primera parte del año y auguran un futuro mejor. “Se recupera la confianza en todo sentido”, afirmó el director del Observatorio Pyme, Vicente Donato, citado por El Cronista Comercial.

Sin embargo, la actividad económica sigue deprimida. Según la encuesta, las ventas de las empresas industriales pequeñas y medianas (de hasta 200 empleados) cayeron 4,7% entre abril y junio respecto del trimestre anterior y 14,9% interanual. El retroceso es inferior al registrado en el período enero-marzo (8,2% y 16,2%, respectivamente), pero mayor a los anteriores.

El nivel de empleo, en tanto, descendió 1,6% respecto del trimestre anterior y 8,3% interanual en el sector, uno de los más importantes en términos de creación de puestos de trabajo. El 77% de los consultados piensa que la cantidad de ocupados no variará y sólo el 4% cree que aumentará.

El 47% de los encuestados sostiene que sus ventas en el mercado interno se mantendrán en el futuro inmediato y 25% cree que aumentarán.

Los costos de las pymes industriales aumentaron 4% interanual y 6,9% respecto del primer trimestre, según el informe. Pero los precios de venta no subieron al mismo ritmo: 6,7% interanual y 1,4% en comparación con los tres primeros meses del año. Paralelamente, la caída en la rentabilidad sigue siendo el principal problema mencionado por los empresarios (87%), seguido de cerca por los costos salariales (82%).

Fuente: AméricaEconomía

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion