Soja sudamericana en la mira de los chinos

Los importadores chinos de soja han cambiado su interés temporalmente desde la cosecha estadounidense y compraron alrededor de 13 cargamentos sudamericanos de soja en días recientes, dijeron este martes operadores.

Los molineros chinos aún necesitan comprar cosecha de soja estadounidense para embarques en diciembre y enero, pero los crecientes precios en Chicago han provocado que algunos se resistan. 

Los futuros de soja de Estados Unidos cerraron el lunes con fuertes ganancias por una desaceleración de la cosecha estadounidense ante preocupaciones sobre el mal tiempo.

“Los compradores han comprado 12 o 13 cargamentos sudamericanos, muchos de los cuales son para envío en mayo. Los márgenes de molienda han mejorado mucho”, dijo un operador de una casa comercial internacional.

A 55.000-60.000 toneladas por cargamento, eso representaría 660.000-780.000 toneladas en total.

Los grandes molineros ya habían pedido más de la mitad de los nuevos cargamentos sudamericanos que necesitan, habiendo comprado más de 5 millones de toneladas, todas para envío después de abril.

“Para la soja estadounidense, los molineros no han terminado sus compras de envíos para diciembre y enero. Aún están comprando, pero más dispuestos a esperar debido a las altas primas”, dijo el segundo operador.

Las bajas importaciones de soja en septiembre y también las esperadas para este mes han impulsado al alza los precios domésticos de la soja y del aceite de soja.

Esto, en momentos en que los negocios se reanudan después de los 10 días feriados de inicios de octubre en China.

Además, muchos molineros cerraron durante los festivos, llevando a un estrecho suministro, dijeron operadores.

“Estimamos que cerca del 80 o 90 por ciento de las instalaciones molineras estuvieron cerradas durante los feriados. Algunas podrían seguir cerradas debido a una falta de soja por las bajas importaciones en octubre”, dijo Gao Chulai, analista de un sitio de internet de una industria de la alimentación (www.chinafeedonline.com).

Fuente: AméricaEconomía

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion