Superado problema de exportadores ecuatorianos por ventas a Venezuela

El problema de deudas pendientes con Venezuela, que afectaba a ciertos exportadores ecuatorianos, “está resuelto”, luego de varios meses de conversaciones para solucionar la controversia, indicó el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio e Integración, Fander Falconí.

Algunos empresarios ecuatorianos se quejaban por la falta de pago por parte de importadores venezolanos, debido a una controversia de éstos con la Comisión de Administración de Divisas de Venezuela (Cadivi). 

Esa entidad se comprometió en mayo pasado a hacer una revisión individualizada de los trámites pendientes para atender rápidamente las quejas de los ecuatorianos, luego de revisar si los importadores venezolanos habían cumplido con los parámetros de ley y la normativa cambiaria vigente en Venezuela.

Asimismo, la Cadivi ofreció entonces establecer “un cronograma de seguimiento y audiencias” con los exportadores ecuatorianos e importadores venezolanos involucrados en el conflicto comercial.

La Cancillería ecuatoriana había solicitado al Gobierno de Caracas agilizar el pago de deudas pendientes, que para mayo pasado ascendía a unos 139 millones de dólares, aunque cayó a 54 millones en abril.

En el comunicado, Falconí recordó que ha mantenido varias reuniones técnicas con el presidente del Cadivi, Manuel Barroso, para buscar una “solución conjunta” a los desacuerdos.

Agregó que esa solución se concretó tras “ejecutar un cronograma de audiencias y reuniones con los importadores venezolanos y las empresas exportadoras ecuatorianas para determinar el estatus real de cada deuda y garantizar, por parte del Cadivi, el proceso de asignación de divisas para cancelar las mismas”.

Falconí comunicó que, además, entre las partes se han acordado impulsar otras actividades dirigidas a fortalecer las relaciones comerciales y facilitar el intercambio de productos.

Durante los últimos 6 años la importación de Venezuela de productos ecuatorianos se ha incrementado en un 468 por ciento, al pasar de 96,5 millones de dólares en 2004 a 551,2 millones entre enero y noviembre de 2009.

Fuente: El Telégrafo

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.