Tres lecciones que nos deja la inauguración del Mundial

jennifer-lopez

Todos esperaban una apoteósica inauguración llena de creatividad y originalidad. Lamentablemente, la  inauguración del Mundial Brasil 2014 será recordada por su escaso nivel de calidad en comparación con las pasadas Copas del Mundo.

En este sentido, te mostramos las 3 lecciones desafortunadas que nos deja la ceremonia de apertura del Mundial y que deben tener en cuenta las empresa para cualquier tipo de organización de eventos y exposiciones.

1. Invertir en la producción

El evento se realizó de día debido al cambio de horarios con Europa y el resto del planeta lo que fue una desventaja  ya que la luz solar mostró, por ejemplo, la lona arrugada que cubría el suelo y los disfraces que parecían alquiladas para una fiesta infantil.

Al final no se sabe si este “espectáculo” austero fue por la crisis económica que sacude al país carioca.

La lección que nos deja este evento de apertura es que es muy importante que al momento de planear una estrategia  se tenga en cuenta la inversión para lograr el mejor resultado.

2. Necesarias pruebas y ensayos

A la hora en que las figuras de Jennifer Lopez y Pitbull subieron al escenario, parece ser que elevador se atoró y pasaron instantes de desosiego para luego hacer el esfuerzo al subir al escenario.

Estos errores se deben evitar si se planea con una estrategia para luego realizar todos los ensayos necesarios para reducir las fallas que puedan darse.

3. Cumplir con las expectativas

Días previos a la inauguración los organizadores del Mundial aseguraron que un joven parapléjico patearía el balón con ayuda de un exoesqueleto mecánico.  Esto sucedió, pero fue visto en pantalla no más de 5 segundos.

Al final todas las expectativas ante la alta tecnología se transformaron en sonrisas indiferentes. El consejo: si se promete algo a los clientes se debe cumplir con sus expectativas.

Según tu opinión, ¿Hay otros detalles que llamaron la atención por su mala organización?

Vía: merca2.0

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion