UE teme que vetar transgénicos por países plantee problemas en la OMC

Los Veintisiete reiteraron hoy su preocupación sobre la propuesta de Bruselas, que otorga más poder a los gobiernos nacionales para que puedan vetar el cultivo de organismos genéticamente modificados (OGM), al considerar que puede plantear problemas jurídicos y en la OMC.
“Tenemos dudas, mantenemos reservas sobre la compatibilidad de la propuesta con los tratados y acuerdos comerciales en la Organización Mundial del Comercio (OMC)”, afirmó en un debate público celebrado en Bruselas, la secretaria de Estado española de Cambio Climático, Teresa Ribera.

España reclama al Ejecutivo comunitario que informe sobre los riesgos ambientales y los efectos socioeconómicos de la medida y que especifique qué tipo de motivos podrán alegar los países para justificar su veto al cultivo de OGM en su territorio, una decisión que calificó de “excepción a la regla común de un mercado armonizado”.

Ribera considera que será difícil justificar el veto por motivos distintos de la protección de la salud y del medio ambiente y subraya que resulta muy difícil mantener la confianza en las decisiones comunitarias si en paralelo se cuestionan a escala nacional.

El comisario europeo de Sanidad, John Dalli, explicó en una rueda de prensa que habrá que esperar a estudiar la cuestión a escala técnica antes de formular una propuesta concreta el año que viene, pero adelantó que los motivos para vetar no incluirán “cuestiones de salud ni medio ambiente”, pero sí podrán ser en principio razones “socioeconómicas y políticas”.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Fuente: EFE

comments

Autor entrada:

Deja un comentario