Mutan mosquitos para combatir dengue

mosquitos

mosquitos

El dengue sigue siendo aún una enfermedad que azota a gran número de personas en diversas regiones del planeta. Una posible solución para controlar su extensión es el empleo de mosquitos que son transformados genéticamente por la biotecnología.

Y si tenemos en cuenta que actualmente día el dengue es un problema que afecta entre los 50 y los 100 millones de personas al año, sin duda que esta es una buena noticia cuando se puede usar la manipulación genética para combatirla.

La “fiebre rompe huesos” no es solo propia de zonas mal acondicionadas, es una enfermedad causada por un virus que se transmite a través de la picadura de mosquito. Los mosquitos precisamente son compañeros muy asociados al hombre en zonas húmedas.

Debido a que no se tiene ningún tipo de vacuna efectiva y que los tratamientos son meros paliativos para reducir su mortalidad, los especialistas determinaron hace tiempo que la única solución viable es controlar la población de mosquitos transmisores. ¿Cómo hacer esto?

Mosquitos mutantes

Hasta ahora casi todos los intentos han fracasado. Pero los brasileños llegan con su propuesta: controlar los mosquitos usando otros insectos manipulados genéticamente (mosquitos GM). Hace ya unos años que Juazeiro, en Bahía, es el lugar de pruebas de una ambiciosa empresa biotecnológica. Moscamed, gracias a la colaboración de Oxitec, lleva desde 2011 probando un método para reducir las poblaciones de vectores.

Para ello utilizan mosquitos macho modificados genéticamente de manera que al aparearse con las hembras dan como consecuencia hijos inviables o controlados. A esta técnica se le denomina SIT, acrónimo de Sterille Insect Technique.

Los mosquitos que nacen de estos otros insectos transgénicos mueren antes de su madurez sexual o no son capaces de volar más allá de los 80 o 100 metros, por lo que es imposible que lleguen a la población y se extiendan.

A pesar de que el método parece seguro y prometedor existen algunas evidencias que aunque la reducción de la reproducción de los mosquitos ha llegado a caer en un extremo 92% esto no ha reducido el índice de incidencia del dengue aunque esto podría deberse a la necesidad de estudios mayores.

Por otro lado existen quienes afirman que existen otros medios de control no letales que podrían emplearse. Mientras tanto parece que los esfuerzos van por buen camino a pesar de que todavía es un poco pronto para evaluar el verdadero impacto que ha tenido.

¿Crees que se necesita mayores investigaciones para llevarla a la práctica sin que perjudique al ser humano?

Vía: hipertextual

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion