1,2 millones de peruanos viven sumidos en el estrés

peruanos-estresados

peruanos-estresados

Según los últimos reportes del Ministerio de Salud (Minsa), en la actualidad hay 1,2 millones de peruanos que sufren algún trastorno de ansiedad provocado por un fuerte cuadro de estrés. Esta cifra es el 5,9% de los adultos mayores de 18 años que padece de algún nivel de angustia por estrés. Esta cantidad de personas es la misma que la población total de Áncash.

El director de Salud Mental del Minsa, Yuri Cutipé Cárdenas, explica que cuando una persona vive en constante estrés este malestar puede derivar en problemas físicos y mentales como dolores de cabeza, sueño fraccionado, taquicardias, cansancio crónico e inestabilidad emocional. Aunque el riesgo no sólo es padecer estas patologías, ya que también la persona puede sufrir un infarto al corazón o un accidente cardiovascular.

Es cierto que el estrés es un estado natural del ser humano que nos permite desarrollar maneras para afrontar momentos imprevistos de nuestras vidas, pero cuando el estrés se convierte en un grillete permanente, entonces, esa naturalidad es dejada de lado para convertirse en un asesino silencioso. Entre los trastornos que puede desarrollar están ataques de pánico, comportamientos obsesivos compulsivos, angustia generalizada y fobias.

Cuando nos hallemos ante estas circunstancias lo recomendable es iniciar un tratamiento precoz y oportuno. Pues cuando este mal se vuelve ya crónico el paciente necesitará como mínimo un año de terapia psicológica y de medicación para recuperarse.

El estrés como herencia genética

Martina Gómez, del Centro de terapias Alternativas y de Antienvejecimiento, explica que una persona puede nacer con cierta predisposición genética al estrés, pero que el ambiente en el cual se desarrolla es importante para evitar que esta situación empeore. Los padres deberían enseñar desde pequeños a sus hijos a tolerar el estrés, a saber encausarlo, porque de esta forma en la adultez sabrán cómo comportarse ante estos panoramas. Además, cualquier persona que tenga una autoestima bien desarrollada sabrá afrontar estos momentos de malestar. Es decir, la buena autoestima es un arma contra el estrés.

Hay que recordar que no todo estrés es malo, ya que este nos puede ayudar a resolver, a visualizar soluciones, cuando nos encontremos alejados de nuestros objetivos.

Formas para combatir la ansiedad

La terapeuta conductual Liliana Díaz Díaz y la especialista Martina Gómez nos brindan los siguientes consejos:

-Conocerse a sí mismo. Saber cuáles son nuestras fortalezas y debilidades, cuáles son las cosas y las circunstancias que nos generan estrés.

-No ser un negativo empedernido. Hay que mirar las dos caras de la moneda. Todos los días también ocurren cosas positivas.

-Tomarse unas vacaciones, y si el dinero no nos alcanza es recomendable tener un día de viaje. Alejarse del mismo ambiente es una buena medicación.

-Uno debe ser realista. Nuestros objetivos a cumplir deben de estar dentro de lo posible y realizable. Si tenemos muchos pendientes es necesario realizar un horario para cumplirlos.

-No te alejes de las actividades que te agradan, ellas te brindarán un respiro y te recargarán de buenas energías.

-Hay que aceptar nuestro margen de error. No todas las cosas siempre saldrán como uno las imagina. Aceptar este hecho nos ayudará a afrontar con rostro distinto los obstáculos.

-Alejarse del cigarrillo. La nicotina no es favorable para manejar la ansiedad y la irritabilidad.

-Reírse. Este método es infalible, diviértase viendo comedias. Así podrás tener una mente despejada.

-Hacer ejercicios durante 30 minutos al día es favorable para nuestro cuerpo. Ante esta actividad las endorfinas se liberarán y con ello nuestro humor mejorará.

-Duerma, por lo menos, siete horas al día.

-Cuando esté a punto de estallar respire profundamente, y siga respirando con esta pausa hasta que ese malestar pase.

Vía: elcomercio.pe

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.