5 consejos para saber elegir un crédito hipotecario

El Perú experimenta desde hace buen tiempo el boom inmobiliario donde la demanda y precios de las viviendas han disminuído en unos 25 distritos de la capital. En este sentido, el sueño de muchos peruanos es tener una casa o departamento propio y las opciones de viviendas y del ansiado crédito hipotecario que son muchas.

Por ello, damos a conocer 5 consejos para tener presente antes de comprar la casa o el departamento propio.

Ahorrar

Los créditos hipotecarios ayudan si uno no ha sido los que comenzaron a ahorrar hace mucho tiempo. Un crédito hipotecario es un compromiso financiero de largo plazo en el que una institución presta dinero para completar el pago de una casa a cambio de devolverle este dinero (con intereses) en un periodo de varios años.

Aquí la palabra clave es: Interés. Este préstamo tiene un costo y este costo (interés) puede ser significativo cuando se paga cada mes por varios años.

Tener una cuota inicial significativa

Si se pide dinero prestado, que sea menor para que se pague menos intereses. Si se tiene algo ahorrado, nunca es suficiente. Por ello se debe ahorrar más y planificar tal ahorro.

Hay que pensar que separar un dinero mes a mes para ahorrar es similar a tener que pagar una cuota mensual, solo que no se paga intereses a nadie. Inclusive, algunos bancos ofrecen programas de ahorro hipotecario, que consiste en un compromiso de depositar mensualmente un monto (tipo la cuota de tu departamento) por un periodo de por lo menos un año

Luego de este periodo el banco al saber que uno es disciplinado en las finanzas y con los ahorros se obtendrá una cuota inicial para que se acceda a un préstamo hipotecario. Generalmente los bancos prestan si se tiene por lo menos un 10%, o en otros casos 20%, del valor de la vivienda como cuota inicial.

El plazo depende de las condiciones económicas

Si uno se pregunta a qué plazo es mejor pedir un crédito hipotecario, la respuesta depende de las condiciones económicas. Pedirlo a menos tiempo implica menores costos (menos intereses a pagar cada mes y por menos meses). Sin embargo, también significa que pagarás más de cuota mensual y esto puede ser un limitante para las finanzas.

Una guía práctica es verificar que la cuota mensual sea como máximo el 30% del valor del sueldo, de modo que con el resto pueda cubrir los otros costos de supervivencia. Si uno es disciplinado y puede demostrar que se puede vivir con menos del 70% del sueldo por un periodo sostenible, entonces se puede subir el tope para la cuota mensual a 40% o quizás 50% del sueldo. Hay que armar el presupuesto y tenerlo en cuenta para elegir el plazo del préstamo.

Comparar y elegir el crédito que conviene

Los factores a considerar son los siguientes:

  • Las facilidades que el banco ofrece con el proyecto que se va comprar.
  • La posibilidad de pagar anticipadamente el crédito sin penalidades.
  • Cuotas dobles en los meses que se  recibe más dinero (con la gratificación de julio y diciembre)
  • Periodos de gracia (pagar solo después de un plazo, por ejemplo, 6 meses)
  • Un banco que cobre intereses más bajos
  • Precios bajo de seguros de desgravamen, de vivienda u otros aportes.

Todo esto lo podrás comprobar en el valor de la cuota que se puede simular la entidad financiera. ¡Mientras menor sea la cuota, mejor! Se pagará menos cada mes.

Considerar el fondo MiVivienda

Este fondo del Gobierno ofrece créditos baratos a familias que adquieren su primera vivienda. Este programa ofrece un beneficio de S/. 12500 soles uno es puntual en los pagos. En simples términos, si no se atrasa en los pagos el fondo “regala” S/.12500.

Lo que abarata el costo del crédito. Este fondo tiene unas condiciones en cuanto al valor de la vivienda a comprar y otros requisitos (para más información visita http://www.fondomivivienda.com.pe). Se calcula que Mivivienda colocará créditos por más de S/. 4,000 millones en el 2015.

Vía: comparabien
Foto: metroscubicos

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion