ABC de España: “Les preocupa el chicharrón que la corrupción”

elecciones 2016
A juicio del diario español ABC, los electores peruanos estuvieron mayormente preocupados por el chicharrón que la corrupción.

En efecto, la primera vuelta electoral de Perú reveló la obsesión de los peruanos con la gastronomía, ya que en el día de la votación, todas las cadenas de televisión transmitieron en vivo a los principales candidatos acompañados de sus familiares en el desayuno electoral, tradición en la que sentados en una mesa larga se les observa comer, reír y hacer una gracia ante la cámara en busca del voto perdido.

Chicharrones y corrupción

La lideresa de Fuerza Popular, por ejemplo, cocinó tortilla con salchicha ataviada con un mandil rosado; mientras que Pedro Pablo Kuczynski visitó un comedor popular y bailó con las cocineras del lugar. En tanto, la izquierdista Verónika Mendoza desde la casa de uno de sus familiares en Cusco, degustó lechón cocido en horno de piedra, jugo de tumbo (fruta de los Andes) y dulce de calabaza.

Todo esto formó parte de la estrategia de los candidatos presidenciales para ganar algunos votos, según el diario ABC : solamente tuvieron que posar y comer todo lo que se les ponga enfrente, frío o caliente, dulce o salado, le guste o no porque corre el riesgo de perder simpatías ante los peruanos.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Precisamente, el diario español resalta la crítica mediática al candidato de Acción Popular, Alfredo Barnechea, por rechazar un pedazo de chicharrón a una señora que se encontró durante un acto electoral en la ciudad de Cañete. Este incidente, de acuerdo a algunos, causó que Barnechea descendiera en los sondeos de opinión.

Fujimori

Al respecto, el crítico gastronómico Ignacio Medina señaló que “no sé si les preocupa el chicharrón. Lo evidente es que la corrupción no les preocupa mucho. La sufren y la toleran en cada momento de su vida. Ya es parte de su normalidad”.

Así que Barnechea demostró -al no aceptar el chicharrón- rechazo a los hábitos de ciertos ciudadanos que están estructuralmente acostumbrados a la politiquería chicha del fujimontesinismo que construyó con los mecanismos de la televisión y la prensa pagada, una nueva forma de hacer populismo.

Y, ¿por qué los peruanos están obsesionados con la cocina?

De acuerdo a Medina, “la cocina ha sido el vehículo sobre el que se ha construido la recuperación del orgullo patrio. Es lógica esa devoción. Por otro, en el despertar de las clases medias —aquí y en cualquier lugar— la comida es uno de los primeros elementos que reivindican el nuevo status social, junto al vestuario y el auto”.

Por último, Medina aconsejó a los dos candidatos a la segunda vuelta electoral del 5 de junio que “no pierdan de vista la comida —cocina, producción, productor, industria de transformación, turismo, conservación del medio ambiente, exportación— porque es el motor sobre el que se asienta el futuro del país”.

Vía: ABC
Foto: tiempo26.com

comments

Autor entrada: Equipo Pymex P