ADEX afirma que Ecuador mantiene prejuicios con exportadoras peruanas

El presidente de la Asociación de Exportadores (ADEX), José Luis Silva Martinot, aclaró que el reciente anuncio del presidente de Ecuador, Rafael  Correa de restituir las preferencias arancelarias para los países de la región no hace más que dar cumplimento a la última decisión de la Secretaria General de la Comunidad Andina (CAN), que se dio en marzo de este año. 

En tal sentido, el líder empresarial recordó que aún cuando sea efectiva esa decisión igual se mantiene el gran prejuicio a las empresas exportadoras peruanas, conservándose los cupos y sobretasas a los productos nacionales con exportación a dicho país.

Desde un inicio, ADEX manifestó que la medida ecuatoriana era injustificada y poco efectiva. Injustificada porque Perú es de los pocos socios comerciales que contribuye a mejorar la balanza comercial de Ecuador y poco efectiva porque las barreras arancelarias no iban a aliviar sus problemas de déficit comercial.

 “Lo que realmente solucionará los problemas ecuatorianos es su adaptación a los nuevos niveles de precios del petróleo, su principal producto de exportación”, señaló.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




En concordancia con los planteamientos iniciales, el presidente del gremio exportador,  espera tener la oportunidad de lograr un mayor acercamiento con sus pares ecuatorianos y que los órganos promotores del comercio de ambos países hagan lo mismo para que encontremos mecanismos creativos para promover y multiplicar el comercio.

“Reiteramos la idea básica que la recesión económica no se combate con medidas proteccionistas sino con la promoción agresiva del comercio”, explicó.

Asimismo, Silva Martinot recordó que desde fines de enero pasado las exportaciones peruanas con destino a ese país sufren un doble castigo pues por un lado, no se les reconoce las preferencias arancelarias que tiene por ser socio de la CAN y además se les aplica una recarga arancelaria de 30% (a 37 partidas) ó 35% (a 36 partidas).

Por otro lado, mencionó que se afectan con recargos específicos de US$ 10 (a 26 partidas de calzado y cerámica) y US$ 12 (a 255 partidas del sector textil). Pero, la medida más restrictiva es el establecimiento de cupos de 65% a un total de 23 partidas y de 70% a 248 partidas pues representan límites absolutos e inflexibles a la exportación.

Para el líder exportador, la única posibilidad de superar el problema es desmontando totalmente las sobretasas y los cupos antes descritos. Sólo en esas condiciones se podrá volver a pensar en términos de una real integración andina.

Fuente: ADEX

comments

Autor entrada:

Deja un comentario