Agente BCP fue elegido como caso de estudio por la Universidad de Harvard

¿Cómo este modelo de bancarización peruano ha podido llamar la atención de una de las prestigiosas escuelas de negocios del mundo? Aquí te lo contamos.

Desde el 2005 en que fue lanzado el Agente BCP en todo el país, se ha convertido en un nuevo canal de atención mediante el cual el Banco de Crédito ha logrado acceder a segmentos de menores ingresos no atendidos.

Lo cierto es que el Agente BCP acaba de ser elegido como caso de estudio por la Harvard Business School (Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard) debido a su efectividad como herramienta de bancarización y a su eficiencia operativa

De tal modo que este modelo de bancarización del Perú ya ha sido publicado en las redes de la Universidad de Harvard para ser estudiado por esta prestigiosa escuela de negocios y por comunidades académicas a nivel mundial.

Cabe anotar que el proyecto se lanzó en el 2005 como un nuevo canal de atención mediante el cual el banco podría acceder a segmentos de menores ingresos no atendidos. Al mismo tiempo, debía ser una herramienta de atención rentable y de bajos costos que le permitiera al banco ahorrar por mayor eficiencia.

De tal modo que el El Agente BCP permitió tener una capacidad de atender a los clientes a un costo mucho más barato sin montar una agencia. Para atender el número de transacciones que se hacen en los agentes, se habría tenido que abrir alrededor de 100 agencias más”, señalaWalter Bayly, CEO del BCP, a

Modelo exitoso de bancarización

El modelo del Agente BCP funciona mediante la creación de alianzas estratégicas con establecimientos comerciales de zonas rurales o alejadas geográficamente, desatendidas por la banca comercial. Opera con el flujo de caja y personal del establecimiento, lo cual evita altos costos logísticos de distribución del dinero. Los ingresos para el banco se dan por operaciones de tipo de cambio, recaudación, pago de servicios y comisión por diferente plaza.

El bajo costo de implementar el canal lo vuelve sumamente eficiente y rentable, ya que el costo de instalación de un Agente BCP oscila entre US$1,500 y US$2,500, mientras que el de implementar una agencia oscila entre US$600,000 y US$1 millón; y el de instalar un cajero automático entre US$20,000 y US$35,000.

Te puede interesar: ¿Cuánto de comisión paga el banco por ser un agente BCP?

Debido a que el objetivo central del proyecto era bancarizar a clientes nuevos, se hicieron ciertas modificaciones respecto a otros modelos de agentes corresponsales en distintos países.

Primero, operar en el Agente BCP sería gratuito para los clientes. Segundo, para atraer a los dueños de los establecimientos no se les cobraría por participar como agentes; al contrario, se le pagaría una comisión fija y variable. Además, el BCP asumía el costo de implementación en el establecimiento y los costos de interconexión con el banco.

La evolución del agente

Pese a haber sido lanzado hace 12 años, el Agente BCP continúa en expansión. Entre el 2010 y el 2016, el número de agentes aumentó 73%, de 3,514 a 6,095 puntos, y se espera que para fines del presente año existan 6,125 agentes a nivel nacional.

Y respecto al número total de transacciones realizadas (depósitos, retiros, transferencias, pagos de servicios o consultas de saldos), el Agente BCP representa el segundo canal más utilizado del banco. En el 2016, el 23.2% de las transacciones monetarias se hicieron a través de este medio. El 25% se realizó por medio de cajeros automáticos. Este año se realizarán 189 millones de transacciones vía el Agente, estima el BCP.

Sin embargo, el Agente es el quinto canal más importante del banco si los comparamos por monto transado. En el 2016, se transaron tan sólo S/.22 millones a través de agentes en 183 millones de transacciones.

Esto se da por dos motivos: 1) el Agente BCP opera con la caja del negocio asociado, la cual no puede quedarse sin efectivo para atender a los clientes; por esto, el máximo monto al que puede llegar una transacción es de S/.500; 2) el objetivo del Agente BCP es de bancarizar a segmentos no atendidos por la banca para que prueben el servicio transaccional, se fidelicen con la marca y se vuelvan clientes del banco. En el contexto de esta meta, los montos transados no resultan importantes.

Vía: Semana Económica

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados