Ahorrar en la caja es más rentable

cajas-municipales

Las cajas municipales siguen siendo la alternativa más rentable para los adversos al riesgo, a pesar de que la abundante liquidez de estas microfinancieras ha reducido las tasas de interés de los ahorros en todos los plazos. Por ejemplo, un depósito a plazo a un año, puede rendir desde 2,72% hasta 5,71%.

Estas cifras a diferencia de los fondos mutuos de deuda de corto plazo en soles (una clase de fondos que invierte en bonos y ahorros de bancos top con una duración de hasta un año) rinden desde 2,3% hasta 3,1%.

cuadro

Suscríbete a nuestro boletín informativo




“Los dos instrumentos [fondos mutuos de corto plazo depósitos a plazo] me parecen válidos, pero no son comparables”, sostuvo Rafael Buckey, CEO de Sura Fondos, administradora que gestiona 19 fondos por S/.702 millones.

Además, Buckey comentó que, por lo general, los fondos mutuos de corto plazo tienen como meta (benchmark) ganarle al promedio de la tasa de interés anual de los depósitos a plazo a un año de los cuatro principales bancos del país.

“Cuando una persona invierte en un fondo mutuo diversifica el riesgo en varios instrumentos, sin embargo, cuando lo hace en una determinada caja o financiera concentra el riesgo en una sola institución”, añadió el especialista.

Por otro lado, la presidenta del Comité de Fondos Mutuos de la Asociación de Bancos, Rocío Pérez-Egaña, dio a conocer su punto de vista al manifestar que las rentabilidades de los fondos también dependen del tipo de fondo y los plazos en que permanezca el inversor.

Es así que puso como ejemplo que los fondos de mediano plazo ofrecen una mayor rentabilidad que los de corto plazo, debido a que el portafolio de los primeros está expuesto a volatilidad, lo cual ocasiona un mayor retorno.

Cabe señalar que la rentabilidad máxima a tres años de los fondos de mediano plazo ascendió a 14%, mientras que la de los fondos de corto plazo en un similar periodo de tiempo, alcanzó el 12,8% según la SMV.

Vía: El Comercio

comments

Autor entrada: Gonzalo Lagos

Deja un comentario