Alpaca del Perú: primera marca sectorial del país

prendas-de-alpaca

Hablar de marcas sectoriales en el Perú es caer en una tremenda exageración. En realidad, solo contamos con una marca sectorial en nuestro país. Se trata de Alpaca del Perú, especializado en el sector textil, lanzado en noviembre del 2014 en Arequipa. Si bien, es todo un hito para nuestro país en materia comercial, lo real es que estamos muy a la zaga en este ámbito. Países como Chile o Colombia no tienen una sola marca sectorial, sino muchas, y con excelentes resultados económicos.

Las experiencias chilena y colombiana

El Gobierno chileno ha encontrado en el mercado extranjero a su principal cliente. Con 19 marcas sectoriales dando la vuelta al mundo, ProChile (el símil de PromPerú en suelo mapocho) marca la pauta de la internacionalización de los productos nativos “made in” Sudamérica. La oferta chilena va desde los clásicos vinos y frutas, hasta biotecnología y arquitectura. El caso más llamativo es el de la marca sectorial dedicada a los mejillones (o choros), cuya oferta ha logrado incrementarse en 12 millones de dólares en tan sólo 5 años.

Mientras que los chilenos han optado por alimentos y bebidas, los colombianos han hecho lo mismo con el turismo. La marca sectorial Colombia es Realismo Mágico ha tenido un impacto tremendo en el sector turismo. La campaña fue lanzada en el 2013, e inmediatamente alcanzó una notable repercusión: en el 2014 se registró un 13% más de ingreso de extranjeros con respecto al año anterior. Los colombianos también han desarrollado otra marca sectorial, poco llamativa por el momento pero que genera gran expectativa a futuro, el mercado del software a través de su marca Bring It On.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




La importancia de una marca sectorial

El lanzamiento de una marca sectorial conlleva una alianza entre el aparato estatal y el sector privado. El objetivo es vender al extranjero la idea de las bondades de un producto o servicio, pero con un plus: el origen de ese producto o servicio marca la diferencia. Además, una marca sectorial pretende dar un valor agregado a determinado producto o servicio. El solo hecho que la alpaca salga del Perú ya representa, actualmente, una ventaja competitiva frente a textiles de alpaca producidos en otros países. La marca pesa, y de qué manera.

El modelo peruano de marca sectorial

PromPerú fue el encargado de lanzar el 2014 la marca Alpaca del Perú. La encargada de anunciar el nacimiento de la primera marca sectorial peruana fue la ministra de Comercio Exterior y Turismo, Magali Silva. Para promover la marca, PromPerú tuvo que desembolsar 132 mil dólares para la creación de la marca, otros 400 mil dólares para lanzar el evento Alpaca Fiesta (donde fueron invitados numerosas empresas internacionales), además de otros 663 mil dólares para la promoción en Italia, Francia, Alemania, Gran Bretaña, China, Japón, Corea del Sur y los Estados Unidos.

Para algunos, las cifras pueden ser sonar muy altas, para otros muy bajas. Sin embargo, los réditos de la promoción de esta marca sectorial sí que son importantes. PromPerú calcula que el Alpaca Fiesta generó expectativas de negocio que rondaron los 18 millones de dólares. La expectativa es alta, y no es para menos, la alpaca peruana promete adueñarse del mundo.

Vía: Portafolio Económico

Foto: andina.com.pe

comments

Autor entrada: Equipo Pymex LM

Deja un comentario