Autoabastecimiento de alimentos en Perú llega a un nivel de 85%

El Ministerio de Agricultura (Minag) informó hoy que el nivel de autoabastecimiento de alimentos de Perú en la actualidad es de alrededor de 85 por ciento, lo cual permite que el país sea menos sensible a fluctuaciones en la oferta externa de alimentos y evitar posibles problemas de desabastecimiento.

El jefe del Gabinete de Asesores del Minag, Carlos Lozada, indicó que a la fecha el 16 por ciento de productos alimenticios que consume el país es importado y la mayor parte corresponde a cereales y aceites vegetales.

Manifestó que Perú sigue importando el 90 por ciento del trigo que consume, principalmente a nivel industrial, y a ello se suma la importación del 50 por ciento de maíz que se consume en el mercado nacional.

En arroz el autoabastecimiento es pleno y en leche el país está prácticamente autoabastecido, señaló en el seminario “La seguridad alimentaria y el desarrollo rural”, organizado por la Mesa de Concertación para la Lucha contra la Pobreza (MCLP).

Agregó que Perú es autosuficiente en raíces y tubérculos, rubro que representa el 31 por ciento de los alimentos que consumen los peruanos.

“El balance de estos grandes rubros de alimentos nos colocan en alrededor de 85 por ciento de autoabastecimiento”, explicó.

Pese a ello, dijo que el Minag está constantemente revisando la cifra de autoabastecimiento de alimentos y en breve presentará un nuevo estudio sobre dicho indicador con la finalidad de elaborar un plan de seguridad alimentaria que comprenda la estrategia para evitar eventuales desabastecimientos en el futuro.

Comentó que el tema de la seguridad alimentaria pasa también por la capacidad adquisitiva de la población pues en la medida que mejore se reflejará en una mayor demanda, lo que va acompañado de un aumento de la producción.

En ese sentido, Lozada subrayó que la producción agraria nacional está en condiciones de afrontar las exigencias del futuro, aunque para ello también se necesita apoyar a los agricultores en su financiamiento y capacitación.

“El hecho de que tengamos esta relativa autosuficiencia nos presenta la oportunidad de que el abastecimiento nacional sea menos sensible a fluctuaciones de la oferta externa, pero no quita que todavía seamos muy sensibles a fluctuaciones de los precios de los commodities principales como los que experimentamos el año pasado”, acotó.

Fuente: Andina

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion