Cajas municipales y rurales pagan las mejores tasas de interés por depósitos

Las cajas municipales y rurales de Ahorro y Crédito (CMAC y CRAC) son las entidades que pagan las mejores tasas de interés por los depósitos de sus clientes a nivel nacional, afirmó hoy el jefe de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS), Felipe Tam. 

“Actualmente las mejores tasas de interés para depósitos las pagan las cajas municipales y rurales pues ofrecen intereses que llegan incluso a diez por ciento a 1,080 días”, afirmó durante el XII Foro Interamericano de la Microempresa (Foromic) 2009, que se realiza en la ciudad de Arequipa.
 
En ese sentido, consideró normal que estas entidades financieras cobren una tasa de interés promedio de 25 por ciento a los créditos a las micro y pequeñas empresas (mypes).

“Al pagar diez por ciento por guardar el dinero de sus clientes, es obvio que cobren una tasa de interés de entre 23 y 25 por ciento”, subrayó. Antes de ser clientes de las entidades microfinancieras, las mypes se prestaban del agiotista o usurero y el costo era muy superior, apuntó.
 
Asimismo, manifestó que la tasa de morosidad en el sistema financiero peruano es una de las más bajas de la región. Mientras que las tasas de interés para las colocaciones a las mypes son un poco altas debido a que las instituciones financieras tienen que ir a buscar al cliente, no es al revés como pasa con la banca múltiple.
 
“Estamos trabajando en cómo agrupar a las instituciones microfinancieras y poner centros de cómputo único, que sería importante porque si se unen cinco o seis cajas municipales en determinadas zonas se podrían aminorar los costos del otorgamiento de créditos”, dijo.
 
Tam remarcó que las tasas que cobran las entidades microfinancieras es a todo costo, es decir, una tasa de costo efectiva anual sin cargar comisiones o gastos como también lo hace la banca múltiple.
 
De otro lado, refirió que la morosidad por calidad de cartera en el sector microfinanzas ascendió a cuatro por ciento a junio de este año, y tenía una cobertura de cartera de sus provisiones de 141 por ciento.
 
Señaló que debido a la crisis financiera internacional, los índices de morosidad en general subieron pero de manera controlada, mientras que en otros países alcanzan cifras de dos dígitos.
 
“Ahora la morosidad promedio se ubica en 1.69 por ciento, pero en la anterior crisis de 1998 hablábamos de una morosidad de hasta 14 por ciento. Estas cifras no las volveremos a ver”, apuntó.
 
Comentó que la morosidad en los créditos hipotecarios es uno de los más bajos pues la gente siempre prioriza los pagos de sus viviendas, además no existe ningún peligro de burbujas hipotecarias como en otros países.
 
“La más alta morosidad se presenta en los créditos a las mypes dedicadas a la manufactura y metalmecánica que vieron disminuidos sus pedidos como consecuencia de la baja de los precios de los minerales y la crisis”, concluyó.

Fuente: Andina

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion