Cómo afecta el Fenómeno El Niño a la economía peruana

Si es tan fuerte como el ocurrido en 1998, la economía de la zona norte caería aproximadamente en 3,5% y minería, la pesca, la agricultura, la manufactura y la actividad petrolera.

La economía peruana es una de las más sólidas de Latinoamérica, pero el Fenómeno El Niño perjudicaría a los principales sectores productores en el país, como la minería, la pesca, la agricultura, la manufactura y la actividad petrolera.

Por ello que el Fenómeno de El Niño que afectan toda la costa norte del país, podrían jalar hacia abajo las proyecciones de crecimiento para el año, según diversos analistas.

El Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial (Iedep) de la Cámara de Comercio de Lima proyecta que el PBI crecería 2,8% en febrero y 2,2% en marzo, afectado por las intensas precipitaciones en el norte del país.

Su director, César Peñaranda, estimó que las anomalías climáticas podrían llegar a costarle al país hasta un 5% del PBI, teniendo en cuenta los daños de los últimos fenómenos de El Niño más severos.

Sin embargo, hasta que se conozcan más detalles del impacto de las lluvias, el instituto también mantiene su proyección en un alza de 3,6% del PBI para el 2017, señaló Peñaranda.

Por su parte, Francisco Grippa, economista principal de BBVA Research, sostuvo que el impacto de las anomalías climáticas será muy marcado en el desempeño económico en marzo, y adelantó que las fuertes lluvias podrían generar una revisión de su proyección anual de crecimiento, que hoy se mantiene en 3,5%.

En enero la tasa de crecimiento del PBI fue 4,8%, pero para febrero fue la mitad de eso, es decir, una desaceleración que se volvería a sentir en abril por las lluvias. “Es probable que una tasa de crecimiento del PBI como la de enero no se vuelva repetir en los próximos meses”, hizo ver Grippa.

Te puede interesar: Así se comportará la economía peruana en 2017

Sectores más afectados

La economía peruana es una de las más sólidas de Latinoamérica, pero el Fenómeno de El Niño perjudicaría a los principales sectores productores en el país, como minería, la pesca, la agricultura, la manufactura y la actividad petrolera.

Por ejemplo, Talara, una zona petrolera por excelencia en el Perú, está muy afectada. Este fenómeno no ha dejado cumplir con las actividades de las empresas privadas. Por eso, el Estado también se ve perjudicado.

El factor humano también es importante, pues enfrenta directamente las condiciones meteorológicas adversas. Los campamentos mineros en el interior del país tienen personas enfrentando condiciones extremas . Las lluvias intensas y los huaicos dañan los oleoductos, que traen todo el petróleo de la selva a las refinerías. Entonces, se generan grandes pérdidas.

Para el economista de Tower Consulting Group, Cristian Solís, también el sector pesquero sufrirá mayores pérdidas durante este año, pues la temperatura aumentaría mucho más que en años anteriores y ahuyentaría la anchoveta, principal recurso por el que se produce la harina de pescado.

El riesgo aumenta si se asemeja al nivel que tuvo El Niño en 1998. Un estudio económico elaborado por el BCP detalla que si las condiciones son similares a las de finales de los 90, la economía de la zona norte caería aproximadamente en 3,5%.

Por ello que la costa norte, entre Tumbes, Piura y Lambayeque, sería impactada por altas temperaturas y lluvias que destruirían cultivos e infraestructura”, revela el estudio.

Vía: elcomercio.pe/larepublica.pe

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados