Cómo emprenden las personas discapacitadas

¿Quién dijo que usar una silla de ruedas incapacitan? Los emprendedores con minusvalías demuestran, sin complejos, sus capacidades y cómo la integración también tiene una salida empresarial.

Las personas con discapacidad cada vez tienen mayor visibilidad en nuestra sociedad y en el mercado laboral, aunque todavía hay mucho trabajo por delante. Lo cierto es que la sociedad va asimilando poco a poco su participación en todos los ámbitos y, lógicamente, el entorno laboral no podía ser menos.

Hay que dejar claro que tener una discapacidad no debe suponer, ni mucho menos, una incapacidad. Quizá pueda afectar a algunos planos de sus vidas, pero desde luego no al terreno laboral. Pero, ¿en qué situación se encuentran aquellas personas con alguna discapacidad a la hora de montar un negocio ?

En líneas generales, no difiere de la del resto de emprendedores; si bien es cierto que existen servicios especializados en el apoyo y asesoramiento a personas con discapacidad para iniciar su actividad empresarial.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Según datos del Ministerio de Trabajo, solamente el 15% de las personas con discapacidad en el Perú cuenta con un empleo y en todo el país hay un millón 600 mil personas con alguna discapacidad y solo 270 mil 822 cuentan con un ingreso económico gracias a un empleo. De estos 270,822 hay un 58% que labora de forma independiente, por ejemplo, como artesanos o vendedores ambulantes, y solo un 28 por ciento se desempeña como empleados de terceros.

Sobre esta situación, te brindamos una descripción de la situación de este colectivo.

1. Los principales obstáculos

Entre los obstáculos con los que suelen enfrentarse los emprendedores con discapacidad figura la baja calificación laboral y la discriminación.  Por ejemplo, se calcula que dos de cada tres personas con discapacidad no cuentan con ningún nivel educativo o tienen educación primaria en el mejor de los casos. Y solo uno de cada diez alcanza el nivel de educación superior. Ello constituye uno de los principales factores limitantes de su inserción laboral.

Te puede interesar: 7 discapacitados que son un ejemplo de superación

2. ¿Qué hay que mejorar?

Aunque se ha progresado, hay aspectos que habría que revisar para lograr una igualdad real de las personas con discapacidad que deseen emprender. Por ejemplo, los contratos de empleo que se agravan para este colectivo.

La actual normativa obliga a las entidades estatales a contratar no menos del 5% de la totalidad de su personal, mientras los empleadores privados que tengan más de cincuenta trabajadores deben hacerlo en una proporción no menor al 3%, tal como lo señala la Ley General de la Persona con Discapacidad. Pero muchos empresarios hacen caso omiso a esta normativa.

3. Aumentar la coordinación

A pesar que en el Perú existen gran cantidad de asociaciones de personas con discapacidad, cada una tiene una dedicación exclusiva a una discapacidad y, generalmente, circunscrita a un ámbito territorial. Hacen muy bien su trabajo pero, a la larga, no se traduce en cambios importantes porque no van más allá de su propia parcela.

Por ello que deberían potenciar salidas para este tipo de emprendedores, ya que existe una responsabilidad compartida entre estas asociaciones y las propias instituciones gubernamentales y empresarial por lo que es necesario que haya una mayor coordinación en la manera de generar empleo a este colectivo.

Vía: larepublica.pe/emprendedores.es

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

comments

Autor entrada: Equipo Pymex P