Conoce las 3 modalidades que existen para retirar tu pensión

retiro-programado

La jubilación es más que un sistema que nos permite tener dinero a la mano en el momento en que dejemos de laborar. La jubilación, mírelo así, es una opción de inversión a largo plazo. Y como con toda opción de inversión, debemos conócelo profundamente. Después de todo, lo que está en juego es su dinero.

Ahora bien, en esta oportunidad hablaremos de las 3 modalidades con la que cuenta para recibir su pensión de jubilación. ¿No sabías que existían 3 modalidades? Al parecer, muchas AFP obvian esta parte del proceso al afiliar a un nuevo cliente.

MODALIDAD #1: RETIRO PROGRAMADO

  • Es la modalidad default que ofrecen las AFP.
  • La pensión se retira a través de cantidades exactas calculadas contra el saldo de la cuenta total.
  • Es una modalidad que permite al afiliado cambiarse en el momento que desee a otra modalidad pensionaria, o inclusive, transferir su dinero a otra AFP.
  • En caso de muerte del titular, la pensión no desaparece, pues automáticamente se transfiere al cónyuge o hijos.

MODALIDAD #2: RENTA VITALICIA

  • El mecanismo es más sencillo de lo que aparenta: el afiliado vende su saldo total a la AFP y ésta en contraprestación le ofrece una pensión vitalicia.
  • No sufre con la volatilidad del mercado (manejo de la inversión completamente distinta a la del retiro programado), puesto que no se recalcula la pensión con el paso de los años.
  • Puede asegurar esta pensión por un determinado número de años, haciendo que sus familiares directos reciban una pensión en caso de muerte. Esta pensión incluye una cobertura por invalidez.

MODALIDAD #3: RENTA TEMPORAL CON RENTA VITALICIA DIFERIDA

  • El afiliado recibe una pensión por encima de lo que ofrece el mercado durante los dos primeros años, luego de ello su pensión se ajusta a lo que establece la renta vitalicia ordinaria.
  • Esta modalidad es óptima para aquellos que no quieren sufrir ante una disminución abrupta de sus ingresos, ya sea porque tengan créditos hipotecarios o automovilísticos por pagar, o incluso, compromisos educativos por cubrir.
  • Tanto en el caso de esta modalidad como el de la renta vitalicia, el aportante no puede dar marcha atrás en su decisión. El fondo no puede ser transferido a otra cuenta de jubilación y mucho menos a otra AFP.

Y tú, ¿bajo qué modalidad recibirás tu pensión?

Vía: gestion.pe

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion