Crédito cuesta a Mypes cuatro veces más que a gran empresa

¿Sabía usted que los préstamos desembolsados por la banca a los micro y pequeños empresarios alcanzan un monto muy similar a los créditos que se destinan al consumo de las personas?

Estas y otras estadísticas relevantes pueden extraerse de la nueva información que presenta la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) y que, por primera vez, muestra los créditos del sistema financiero en ocho segmentos diferentes.
 
Estos son los créditos corporativos (a empresas con ventas anuales mayores a los S/. 200 millones) a grandes empresas, a medianas empresas, pequeñas empresas, a microempresas, préstamos revolventes (tarjetas de crédito) y no revolventes (de consumo), e hipotecarios.
 
Anteriormente, la SBS solo consignaba cuatro segmentos de préstamos: comerciales, microempresariales, de consumo e hipotecarios.
 
Ahora, con la nueva división, es posible identificar con precisión las tasas de interés que, en promedio, cobra el sistema financiero en cada uno de los ocho tipos de crédito.
 
Así, la SBS revela que la tasa para préstamos en soles a microempresas es de 31.07%, mientras que para las grandes empresas es de 5.94%. Es decir, en promedio, un crédito bancario a un microempresario resulta cuatro veces más caro que para una gran empresa, y siete veces más costoso que para una corporación.
 
Aquí conviene hacer un alto para explicar que antes se consideraba un crédito microempresarial al otorgado a un cliente con deuda total inferior a US$ 30,000 en el sistema financiero, pero ahora este monto se ha acortado a S/. 20,000.
 
Competencia
Javier Poggi, gerente de estudios económicos de la SBS, refiere que con este nuevo criterio se pretende saber con exactitud cuánto le cuesta un crédito a un ‘real microempresario’ (que posee un pequeño negocio), y cuánto a un pequeño empresario (que se expande financiando nueva maquinaria, por ejemplo).
 
Este último sabe ahora que la tasa media de los préstamos a empresas de su envergadura es de 21.23%. “Con la nueva información, los microempresarios, pequeñas empresas y medianas empresas, que son sectores que no disponen de tantos reportes como las grandes empresas, sabrán las tasas que cobra la banca. Y las entidades financieras podrán elaborar mejor sus estrategias”, dijo Poggi.
 
En tal sentido, sostuvo que esa información, además de ayudar a la regulación, contribuirá a una mayor transparencia y competencia en el mercado, que a su vez permitirá una baja de tasas de interés, tal como se observa desde el 2002, cuando la SBS inició este tipo de publicaciones.

Fuente: Gestión

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion