El derecho a la protección de la información personal es ya una prioridad

Así como existen los derechos laborales por maternidad y como trabajadores del hogar, la protección a la intimidad es un derecho humano fundamental derivado del derecho a la dignidad. Éste se constriñe a proteger el espacio privativo del individuo que en consecuencia no puede ser invadido por terceros, ya sean particulares o por el propio Estado.

En este sentido, a partir del 7 de mayo, los bancos de datos personales existentes deben inscribirse y adecuarse a la Ley de Protección de Datos Personales. La norma establece pautas básicas para una adecuada obtención, recepción, empleo, tratamiento y publicación de información personal.

Esta normatividad se aplica a cualquier persona natural o jurídica, pública o privada, que sea titular de un banco de datos; es decir, que maneje información (general o especial) sobre personas naturales sin importar si es automatizado o no ( físico).

La Ley precisa cuáles son los derechos básicos de los titulares de dichos datos, así como los deberes que deben cumplir los propietarios de los bancos de datos respecto al tratamiento de la información de carácter personal.

Por ello se obliga a adoptar procedimientos para la captación de información, asi como para la adecuada atención de solicitudes y reclamos de parte de las personas que puedan verse afectadas con el uso de su información ( acceso, rectificación, cancelación, etc).

Entonces, para proteger al ciudadano, los titulares de los bancos de datos deben inscribirse ante el Registro Nacional de Protección de Datos Personales, administrado por la Autoridad Nacional de Protección de Datos Personales (ANODP), adscrita al Ministerio de Justicia.

Igualmente adoptar medidas de seguridad para controlar el tratamiento de la información, recnocer y no vulnerar los derechos previstos en esta normatividad a favor de las personas naturales.

Este tema cobra gran importancia, ya que los datos personales son datos sensibles porque pueden llegar a revelar origen racial o étnico, opiniones políticas, creencias filosóficas o políticas, estado de salud, etcetera. Así que desde ahora, la protección de la información personal es una prioridad.

Vía: gestión
Foto: interbel

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion