El desempleo limeño, la calidad de empleo y el subempleo profesional

empleo

empleo

Eduardo Jiménez de Macronsult ofreció los siguientes datos: la tasa de desempleo en el Perú en lo que va de febrero a abril es de 5.6%. Esto se explica porque se abrieron a la población económicamente activa (PEA) 345 mil puestos de trabajo. Reduciendo de esta manera la cifra que hace cuatros años era de 8.5%.

Jiménez reconoce que esto se debe al crecimiento económico que ha vivido nuestro país. Él menciona que la cantidad ha ido de la mano con la calidad: cuatro años antes, 48% de la PEA contaba con empleo adecuado y el resto se encontraba en situación de subempleabilidad (ingresos inferiores al coste de una canasta de alimentos básica). Cabe mencionar que el empleo de calidad ha ascendido hasta llegar al 62%.

El salario ha aumentado en las ramas de actividades siendo el sector comercio quien mejor se ha desempeñado (aumento de 12.3% respecto al año pasado). Quien la ha pasado mal es el sector de exportación manufacturado por los movimientos económicos en desmedro nacional. Como se sabe las exportaciones cayeron por la caída de los precios de los minerales.

Asimismo, indicó que un trabajador con educación superior gana el tripe que un trabajador con primaria completa (S/. 858). A este aspecto conviene rescatar las opiniones vertidas por Gustavo Yamada, economista de la UP, quien indicó en una última columna y con mucho sobresalto que el subempleo profesional había aumentado de 29% a 46%. Todo esto en 7 años.

Las cifras son claras. Un contradictorio modelo económico aumenta la calidad del empleo a la vez que pauperiza a los que se preparan largos años en la universidad. Las reformas a trabajar deben apuntar a un mejoramiento del desarrollo humano.

Vía: Gestión, Perú 21, cne.go.pe

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion