Exoneran de gravámenes a quienes produzcan en el Ande

El presidente de la República, Alan García Pérez, promulgó la Ley de Promoción para el Desarrollo de las Actividades Productivas en Zonas Altoandinas, iniciativa que, a diferencia de otras exoneraciones tributarias, levantó aplausos de empresarios y tributaristas, aunque también temores por las probables consecuencias.

La norma exonera de aranceles e impuestos por un período de diez años a las pymes que se ubiquen por encima de los 2.500 m.s.n.m. y a las industrias que se encuentren sobre los 3.200. Están excluidas las mineras. 

“Quiero que se recuerde este día como el fin de la esclavitud tributaria, como la liberación de las energías creadoras de la sierra del Perú”, dijo el mandatario a centenares de campesinos reunidos en el coliseo del colegio San José de la ciudad de Jauja (Junín).

En tono emocionado, García hizo un llamado a los empresarios a invertir en las zonas altoandinas y que desarrollen actividades económicas que generen producción y empleos.

Agregó que se trata de la liberación de 101 provincias del Perú donde habitan 5,5 millones de personas con los más altos niveles de pobreza porque no hay empresas.

“Cuando se tiene que trabajar duramente a más de 2.500 metros de altitud y no hay carreteras para trasportar lo que se produce, no se pueden cobrar impuestos y por el contrario se debe premiar al que se aventura a crear trabajo, a procesar productos”, afirmó.

PARA TENER EN CUENTA
Ciudades encima de los 2.500 m.s.n.m.
Ayabaca (Piura), Cutervo (Cajamarca), Otuzco, Santiago de Chuco y Huamachuco (La Libertad), Carhuaz (Áncash), Canta (Lima), Huanta (Ayacucho), Andahuaylas (Abancay), Espinar (Cusco), Candarave y Tarata (Tacna).

Ciudades encima de los 3.200 m.s.n.m.
La Oroya, Jauja, Junín (Junín), Chiquián, Aija (Áncash), Caylloma (Arequipa), Paucartambo (Cusco), Azángaro, Carabaya, Juliaca y otras de Puno.

PRECISIONES
Beneficios tributarios otorgados
La ley exonera del pago del Impuesto a la Renta de tercera categoría, así como de aranceles e IGV por la importación de bienes de capital (maquinaria y equipos).

Los bienes de capital no podrán ser vendidos por al menos cinco años.

Se benefician personas naturales, microempresas y pequeñas empresas, cooperativas, compañías comunales y multicomunales que tengan su domicilio fiscal, centro de operaciones y centro de producción en zonas a partir de los 2.500 m.s.n.m.

También las empresas ubicadas a más de 3.200 m.s.n.m. dedicadas a piscicultura, acuicultura, procesamiento de carnes en general, plantaciones forestales con fines comerciales o industriales, producción láctea, crianza y explotación de fibra de camélidos sudamericanos y lana de bovinos, agroindustria, artesanía y textiles.

Fuente: El Comercio

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.