Exportación de confecciones se recuperaría este año

La exportación peruana de textiles y confecciones mostraría una recuperación este año al sumar ventas por 1,700 millones de dólares, lo que significaría un incremento de 15 por ciento respecto a 2009, estimó hoy la Comisión de Promoción para la Exportación y el Turismo (Promperú).

El director de Exportaciones de Promperú, Juan Carlos Mathews, recordó que en 2008 el sector registró su mayor pico al sumar transacciones por 2,018 millones de dólares.

No obstante, debido a la crisis internacional que afectó a todos los sectores económicos durante 2009, los envíos de textiles y confecciones peruanas al mercado internacional cayeron drásticamente.

“Si bien las ventas en el consolidado fueron de 1,460 millones de dólares, la caída fue diferenciada de acuerdo con la categoría a la que pertenecían los productos, fluctuando entre 23 y 32 por ciento.”

Suscríbete a nuestro boletín informativo


En este contexto, estimó que para 2010 se esperan ventas por 1,700 millones de dólares, lo que significa que aún costaría un año adicional a los empresarios llegar a los niveles alcanzados en 2008.

“Creo que recién nos recuperaríamos totalmente del impacto de la crisis en 2011, en el caso de mantener un crecimiento anual de 15 por ciento.”

Anotó que entre los factores que impulsarían la demanda de los productos peruanos se encuentra que los empresarios nacionales han logrado identificar las necesidades del comprador extranjero.

“De hecho, el tema pasa por segmentación, es decir, identificar para cada categoría de producto cuáles son los nichos particulares y dónde hay espacios para crecer.”

En ese sentido, añadió que la principal demanda del mercado internacional por productos peruanos se concentra en la actualidad en ropa para bebés e infantes, principalmente por parte del mercado europeo como Italia, Francia y Alemania.

“También se registra un rápido crecimiento en las ventas de ropa para damas, pero no las de alto valor, sino las que se venden en tiendas por descuento”, dijo Mathews.

Otra de las señales que se ven es que las compras se realizan cada vez por períodos más cortos, es decir, si antes se llevaban a cabo por campaña de seis meses, ahora las órdenes de compra se hacen mensualmente, refirió.

“Eso si bien no pinta como una recuperación inmediata, significa que de manera gradual ya comienza a reactivarse la demanda”, subrayó.

Fuente: Andina

Artículos Relacionados

comments