Gastón Acurio abrirá nuevos locales en el Perú y el extranjero

La gastronomía peruana no para de crecer y sus efectos son cada vez más visibles en el extranjero. Sin duda, el chef Gastón Acurio es la imagen más representativa de la cocina nacional y es él mismo, con su empresa Inversiones La Macha, quien instalará locales en distintas partes del mundo en el 2010, para lo cual planean invertir 12 millones de dólares.

El gerente general de dicha empresa, Irzio Pinasco, anunció que se abrirán tres locales en América Latina. Así, dos restaurantes de la cevichería La Mar se harán presentes en Bogotá (Colombia) y Guayaquil (Ecuador) en abril y julio del 2010, respectivamente.

El tercero es el restaurante Tanta, que a fines de este año o en enero del 2010 será presa de los paladares chilenos. “Chile es un mercado ya ganado por la gastronomía peruana. El nivel de facturación de todos los restaurantes peruanos en ese país supera los 200 millones de dólares”, manifestó Pinasco a la agencia Andina.

En el Perú, un nuevo formato de chifa, Madam Tusan, se inaugurará en marzo del 2010.

TAMBIÉN EN ESTADOS UNIDOS Y LUEGO EN EUROPA Y ASIA
Inversiones La Macha también tiene entre sus planes abrir una cevichería La Mar en Nueva York a mediados del próximo año. Cabe recordar que ya tienen un local en San Francisco, el cual está operando exitosamente.

“Hemos superado todas las expectativas que teníamos para este restaurante con capacidad para 280 personas, a pesar de que abrimos en plena crisis económica, sin embargo, la afluencia del público ha sido increíble”, afirmó Pinasco.

El empresario también anunció que después de abrir los locales mencionados, Inversiones La Macha incursionaría en el mercado británico, donde piensa inaugurar un local de la cevichería La Mar a mediados del 2011.

Eso no es todo. Para ese año también proyectan ingresar a Barcelona (España) y retomar el proyecto en Dubai (Emiratos Árabes Unidos), el cual fue postergado por la crisis económica.

Fuente: El Comercio

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion