Importadores que quieran subvaluar mercaderías en jaque

Una variación en el proceso de valorización aduanera aprobó el Ejecutivo, tras la firma, por parte del presidente Alan García, de un Decreto Supremo que aprueba una serie de medidas contra la subvaluación de las importaciones.

El dispositivo en cuestión, modifica el reglamento para la valoración de mercancías, en el marco del Acuerdo sobre Valoración en Aduana de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Dispone que cuando haya sido numerada una declaración aduanera de mercancía y la administración aduanera tenga motivos para dudar del valor declarado o de la exactitud de los documentos presentados, notificará tales motivos al importador.

Establece que la duda razonable podrá iniciarse sustentada en indicios que le generen sospecha a la administración aduanera respecto al valor declarado por el importador, entre otros, debido a la existencia de valores superiores de mercancías idénticas o similares, ya registradas en su base de valores de referencia.

Plazos
Este (el importador) tendrá un plazo de cinco días hábiles para sustentar o proporcionar una explicación complementaria, así como los documentos u otras pruebas que acrediten que el valor declarado representa el total pagado o por pagar.

Una vez recibida la información complementaria, o vencido el plazo sin haber recibido respuesta, la administración aduanera puede tener aún duda razonable acerca de la veracidad o exactitud del valor declarado.

En este caso, la Aduana podrá decidir en los tres meses siguientes, contados desde la numeración de la declaración aduanera, que el valor en aduana de las mercancías importadas no se determinará con el método del Acuerdo sobre Valoración en Aduana de la OMC usado por el importador, sino que pasará a aplicar los otros métodos de valoración que este organismo tiene, en forma sucesiva y ordenada.

En casos debidamente justificados y previa notificación al importador, el plazo podrá ampliarse hasta un máximo de un año.

En todos los casos, el importador puede optar por retirar las mercancías mediante la presentación y/o renovación de una garantía en las condiciones previstas.

Otro sí digo
Para el especialista Julio Guadalupe, es natural que la verificación a cargo de la Aduana de los precios de importación declarados parta de los precios de referencia que tiene registrado en su base de datos.
 
No obstante, añade que ante una duda razonable las referencias utilizadas deberán ser permanentemente actualizadas y corresponder a mercancías comparables que resulten idénticas o similares a la importada.

Las claves
1.En los últimos meses del 2009, la Sunat estimó que el contrabando en el Perú asciende a US$ 519 mlls. y la subvaluación a US$ 240 millones anuales.

2.Pero, el sector industrial estima que la subvaluación superó los US$ 1,000 millones el año pasado, cifra comparable solo con la del contrabando.

3.El acuerdo de complementación aduanera con China permitió identificar 36 casos de presunta subvaluación y en dos casos ya había denuncia penal.

4.Estos dos casos en proceso judicial corresponden a la importación de productos textiles, uno de los sectores más afectados con la subvaluación.

Fuente: Gestión

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion