La formalización laboral será impulsada gracias a la Superintendencia

formalizacion-laboral

Gracias a la publicación de la Ley N° 29981 que crea la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil), se ha dado un gran paso para la formalización laboral en el Perú, con el objetivo de reforzar los mecanismos de fiscalización del cumplimiento de las normas laborales a los empleadores a escala nacional, sostuvieron diversos especialistas en derecho del trabajo.

Se trata de un nuevo organismo técnico especializado, con autonomía funcional, administrativa y presupuestaria, adscrito al Ministerio de Trabajo, que tendrá como misión principal la supervisión y fiscalización del cumplimiento de las normas laborales, así como de seguridad y salud en el trabajo a nivel nacional. Podrá además brindar asesoría técnica, realizar investigaciones y proponer la emisión de normas en la materia.

La creación de la Sunafil resultaba necesaria para equilibrar la propia concepción del Estado, donde la concentración estaba en el tema recaudatorio impositivo y no en temas sociolaborales, segun el criterio del laboralista Jorge Toyama.

Publicación acertada

Por tanto, consideró acertada la publicación de esta norma pues unificará el tema inspectivo en el país. Destacó igualmente la constitución del Tribunal de Fiscalización Laboral como colegiado administrativo laboral que dará no solo mayor autonomía a las decisiones en materia inspectiva sino que también fortalecerá la capacidad inspectiva laboral del Estado.

El Tribunal de Fiscalización Laboral con competencia a escala nacional tendrá como función ser una segunda y última instancia administrativa a la que pondrán acudir los empleadores sancionados que no se encuentren conformes con la medida impuesta. Igualmente deberá emitir precedentes de observancia obligatoria, lo cual coadyuvará a la predictibilidad de las decisiones administrativas en materia de inspecciones laborales.

La Ley Nº 29981, para el laboralista Ricardo Herrera, es un gran paso en el avance de la formalización laboral en el Perú caracterizado por ser un mercado de trabajo mayoritariamente informal. “Se aprecia que es política de Estado darle el nivel de superintendencia a un servicio público muy importante como es la fiscalización del cumplimiento de las normas laborales, en un escenario en el cual tradicionalmente el trabajador no ha tenido la fuerza para equilibrar a veces los abusos de los empleadores”.

Coincidió en que el nuevo Tribunal de Fiscalización Laboral traerá consigo la uniformización de los criterios de interpretación de las normas laborales. “Este colegiado podrá emitir directivas o precedentes vinculantes que marcarán la pauta de cómo interpretar las normas a escala nacional lo cual dará seguridad jurídica al empleador y trabajador”, expresó Herrera al plantear la necesidad de aumentar los inspectores laborales para equiparar su número a los de la Sunat.

Sanciones superan el millón de soles

Con la ley que crea el Sunafil se da un aumento significativo del monto máximo de multas anuales impuestas a los empleadores infractores hasta por 300 UIT, equivalente a 1’110,000 nuevos soles, sostuvo Luis Miguel Almendariz, laboralista del Estudio Echecopar – Asociado a Baker & McKenzie International.

“Lo que se busca es desalentar el incentivo perverso que podría significar para el empleador la imposición de una multa menor frente al incumplimiento“, dijo. A la fecha, el monto anual máximo de las multas que pueden ser impuestas en el marco de un procedimiento inspectivo es de 111,000 nuevos soles.

Por tanto, recomendó a los empleadores identificar las posibles debilidades que pudieran tener en materia laboral, y las corrijan como medida preventiva a fin de evitar futuras sanciones. “El objetivo en estos casos, es estar debidamente preparados para afrontar un procedimiento inspectivo con estas nuevas características”.

Equipo técnico

Para el laboralista Javier Dolorier, la publicación de la norma constituye un gran avance dentro del objetivo importante de la formalización laboral, por lo que considera necesario que la Sunafil cree un equipo especializado que lleve a cabo inspecciones focalizadas en los principales sectores donde se encuentra la informalidad.

Advierte también la conveniencia de que la solución de las reclamaciones en materia de inspecciones sea consistente a escala nacional, para evitar posiciones contradictorias según una u otra región. De ahí que pidió máximo rigor al elegir a sus miembros.

La norma entrará en vigencia con la aprobación del reglamento de organización y funciones, salvo las disposiciones complementarias finales y transitorias ya vigentes.

Fuente: El Peruano

Artículos Relacionados

comments

1 Comentario

  1. 1. En total desacuerdo, la ley es inconstitucional, viola el proceso irreversible de regionalización, y el principio de subsidiaridad, los problemas locales deben de ser resueltos por autoridades locales; quienes conocen la problemática regional de los empleadores. Las multas se han incrementado sin mayor razón. Los únicos que ganaran más serán los nuevos inspectores, seguramente sueldos similares a los de SUNAT. Además no es seguro que con la inspección se reduzca la informalidad… eso no está probado… al contrario ya se encontrará otras formas de eludir la inspección… y eso de autoridad central para lograr un criterio unificado… eso no se lo cree nadie. pues la ley 29806 ya tiene previsto esa autoridad central que el Ministerio no ha podido ejercer por incapacidad pues siempre tuvo Y tiene la facultad de dictar directivas y precedentes de cumplimiento obligatorio incluso para las regiones; pero llegar al extremo de establecer autoridades inspectivas paralelas en las regiones para asumir directamente la función inspectiva, es violar el proceso irreversible de descentralización, y cargar a los empleadores con multas confiscatorias. La informalidad no se ataca con inspectores

Dejar una contestacion