Los diez errores más frecuentes del marketing

¿Está cometiendo errores tontos en marketing? Sí.  En marketing, la mayoría cometemos algunos errores muy tontos. No serían tan burdos si no los cometiéramos una y otra vez. A pesar de que desafían el sentido común y no nos brindan los resultados que deseamos, seguimos haciéndolo.

¿Por qué lo hacemos? Porque es cómodo. A veces, efectuar las cosas correctas no lo es tanto. Después de todo, somos bastante buenos justificándonos. Siempre se tiene una excusa, una razón verosímil.

Estos son los 10 errores más burdos del marketing:

1. No estar preparado profesionalmente.  Uno de los motivos principales por el cual los profesionales independientes no atraen constantemente clientes, es porque andan a tientas en lo que respecta al marketing.

2. No invertir. Usted invirtió cientos, sino miles de horas y no pocos dólares en aprender su profesión, ¿verdad? Pero debe saber que ser competente en marketing también demanda una inversión en términos de energía, tiempo y dinero. No se convertirá en un buen marketero de la noche a la mañana o por accidente. Deje de quejarse, usted necesita comprometerse.

3. Subestimarse. El valor de lo que usted puede proveer a sus clientes es prácticamente ilimitado. Puede transformar su negocio. Pero usted no se da cuenta. Un mantra muy común entre los profesionales independientes es “no puedo cobrar lo que verdaderamente valgo”.

4. No dominar el networking. La estrategia de marketing más poderosa para los profesionales independientes es y siempre será el desarrollo de redes de relaciones. Si no domina las técnicas de networking, no tiene reales chances de alcanzar su verdadero potencial.

5. Evitar escribir. Los profesionales independientes exitosos escriben. Es la habilidad principal del marketing. Si no es capaz de organizar sus ideas en el papel, clara y persuasivamente, ¿cómo espera que sus prospectos entiendan todo lo que puede hacer por ellos?

6. Evitar hablar en público. Los profesionales independientes exitosos hacen uso de la palabra. Es la habilidad principal de la venta. Si es capaz de hablar delante de un grupo con seguridad y persuasión, entonces vender no le resultará difícil.

7. No apalancarse en internet. Usted no necesita tener un “negocio online” para sacar provecho de internet. Un website de calidad, una eZine o newsletter distribuidos regularmente y la publicación de artículos relacionados con su actividad son todas herramientas de marketing relativamente sencillas, económicas y muy poderosas.

8. No preguntar. A veces la gente se preocupa tanto de ofender a alguien o de ser rechazado, que simplemente evitan preguntar. Es tonto. Necesita preguntar. ¿Quiere conseguir tiempo, atención, interacción, entrevistas, nuevos negocios? ¡Pregunte!

9. No implementar. Si implementáramos solo una fracción de lo que ya sabemos, tendríamos más éxito del que podemos imaginar. Necesita establecer propósitos, planes de acción, un cronograma y después poner en funcionamiento un sistema de responsabilidades para hacer que las cosas sucedan.

10. No arriesgar. No arriesgar nunca puede ser la cosa más tonta que puede hacer. Lo hace débil, temeroso y complaciente. ¿Qué hay afuera de nuestra cajita confortable? Éxito, alegría, vitalidad y, por supuesto, el riesgo de un fracaso para variar. (mujeresdeempresa.com)

Fuente: El Peruano

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.