Los trámites por las licencias son los más engorrosos

De acuerdo con estadísticas de la Comisión de Eliminación de Barreras Burocráticas del Indecopi, al primer trimestre de 2009, la entrega de licencias de funcionamiento aún es la principal traba para los agentes económicos en los municipios limeños.

Así, de un total de 52 procedimientos iniciados por dicha entidad, luego de ser declarados fundados, el 33% fue por problemas para adquirir estos permisos, el 13% por pagos para anuncios y el 2% por cobros de arbitrios municipales. También se encontró barreras por restricciones al funcionamiento de establecimientos (7%), derechos de trámite (6%), cobros por trabajos en la vía pública (2%) y requisitos y restricciones del Gobierno Nacional (19%).

Sofía Ugaz, asesora legal de dicha comisión, detalló que las barreras encontradas en el Gobierno Central fueron detectadas en Consucode, donde se cobraban sobretasas por renovación de inscripción en el registro de proveedores del Estado, y en el Ministerio de Transportes por poner límites al número de asientos en los vehículos de transporte terrestre.

CERTIFICADOS Y ANUNCIOS. Según la Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios (Aspec), hay comunas de Lima –como la del distrito de Independencia– que exigen carné de sanidad a negocios en los que no se realiza manipulación de alimentos, por lo que un permiso de este tipo no tiene sentido, afirmaron.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Asimismo, efectúan cobros diferenciados para la colocación de anuncios con o sin iluminación, cuya variación en el precio es considerable y no tiene asidero, refirió Anahí Chávez, asesora legal de Aspec.

EXIGENCIAS ILEGALES. Para la Cámara de Comercio de Lima (CCL), se deben considerar como barreras burocráticas ilegales aquellas exigencias municipales que impongan restricciones en el horario de funcionamiento de las empresas o pidan renovar o actualizar las licencias sin sustento legal.

De igual forma, son trabas los pagos dobles a favor del Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) y de la propia municipalidad; los pedidos de autorizaciones de los vecindarios colindantes y la presentación de planos de distancias, cuando se trata de construcciones o de apertura de negocios para el entretenimiento.

Otras barreras son las exigencias de la acreditación legítima de los inmuebles, las ordenanzas no publicadas ni ratificadas por el municipio provincial y la omisión en la publicación de los costos de las licencias en las páginas web de las municipalidades.

Los únicos requisitos que se pueden exigir para conceder una licencia son la solicitud propiamente dicha, la declaración jurada, la vigencia de poder del representante en el caso de que se trate de personas jurídicas, la declaración jurada de observancia de las normas de Indeci y la autorización sectorial, si es el caso, precisa la Cámara de Comercio.

Fuente: Perú.21

comments

Autor entrada:

Deja un comentario