Macroeconomía: tríada de temas para un mayor entendimiento y debate económico

agroexportacion

Piero Ghezzi, economista del Barclays Capital y José Gallardo del BCR dan sus opiniones sobre el acontecer político nacional. En una columna compartida para Gestión, los jóvenes economistas dan comentarios interesantes.

Ellos indican lo siguiente: política macroeconómica es diferente al modelo. Por el primero se entiende la política fiscal, monetaria y cambiaria. Por el segundo, mucho más cosas como el tamaño del Estado, el rol redistributivo, el papel del mercado en la asignación de recursos, entre otros. Establecer estas diferencias resulta favorable a la hora de entablar un debate económico. Sirve más todavía a la hora de escuchar a políticos y sus planes de  economía.

Los autores del texto señalan que son tres las características de los países que han alcanzado el desarrollo: 1) políticas macroeconómicas sólidas, 2) incentivos orientados al mercado y 3) fuerte institucionalidad.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


Este tema es crucial debido a las últimas señales de descontento entre la gente por la situación del país. Si bien no queda claro qué tan a gusto esté el grueso de la población con el modelo económico por los destartalados canales de representación, podríamos ceñirnos a la inclinación del porcentaje de votos que llevó a Humala al gobierno: cambio de las bases económicas nacionales. Así, la columna de Ghezzi y Gallardo resulta de destacado interés.

Refieren ellos que hay tres visiones respecto a nuestra performance económica: la de no cambiar el modelo pues el crecimiento económico de por sí nos ha dado buenos resultados; la de aumentar la presencia del Estado mediante el gasto social; y, finalmente, la de no solo ampliar el gasto social sino también cambiar la estructura productiva y potenciar las empresas públicas.

Estableciendo un análisis entre las visiones y las caracterizaciones más arriba señaladas, Guezzi y Gallardo afirman que la primera es buena en cuanto apoya al sector extractivo y apoya el crecimiento económico sostenido. El “chorreo” o “goteo”, como se denomina al crecimiento producto del modelo actual, sería la forma en que la derecha dictamina el buen proceder económico. El cambio de este modelo fue una de las razones por las que Ollanta llegó a la presidencia. Sin embargo, al por ese entonces temido candidato la frase lampedusiana “que todo cambie para que todo siga igual” la calza a la perfección.

En cuanto a la segunda visión, esta cumple las distinciones de la visión anterior con la sola diferencia de que postula un mayor gasto en políticas sociales. Sin embargo, un mayor gasto social no efectúa cambios considerables en la vida socioeconómica del país. Son importantes sí, pero no suficientes.

La tercera visión tiene la buena pro de haber diagnosticado las deficiencias de las anteriores. Sin embargo, en la opinión de los mentados economistas, peca de no confiar en la asociación pública-privada, cree en el intervencionismo sobre los sectores energéticos, y sus postulados de “concentración de privados” alentaría al abuso sobre ellos. Las empresas públicas, alternativa que se ofrece, en el pasado no han sido las de mejor desempeño. Conviene mencionar, no obstante, que pese a haber establecido un análisis fundado en esta visión recaen las más acervas críticas y descalificaciones.

La solución para los autores citados gira alrededor de crear una burocracia especializada que toque temas de educación, desarrollo rural y lucha contra la delincuencia; en aumentar el nivel y la eficiencia del gasto público (educación, infraestructura, entre otros) y en el fortalecimiento de la política regional y sectorial.

No se trata de recetas sino de sugerencias. No obstante, las propuestas deben ser recogidas para ser puestas en debate y así obtener una opinión ganada por el consenso.

Vía: Gestión.pe

Artículos Relacionados

comments