Migración al chip en las tarjetas de crédito y débito

tarjeta

Ante la nueva norma de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS)  donde establece que todas las tarjetas de crédito o débito  emitidas a partir del 1 de julio del 2014 deberán tener un chip, resulta evidente saber qué ventajas tiene sobre de la banda magnética.

En USA, en la mayoría de países de  Europa, Asia y algunos en América Latina han optado por esta tecnología desde hace algunos años. Aquí no se implementó antes porque  los costos en la elaboración de las tarjetas con chip son más altos y porque los establecimientos comerciales no estaban preparados para aceptarlas.

Esta nueva regulación  tiene por objetivo ofrecer mayor seguridad.  El alto índice en la clonación de tarjetas de crédito y/o débito hacen que sea una de las principales modalidades  de robo. A diferencia de la banda magnética, las tarjetas con chip pueden almacenar más información, son mucho más difíciles de decodificar, lo que hace casi imposible clonarlas. Esto acompañado al número de PIN, hará más segura la transacción pues identifica al titular de la tarjeta de manera más eficaz que con la firma en el recibo. Al no haber la necesidad de firmar un recibo, se ahorra papel y sobre todo se reduce el tiempo en fila.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Fuente  El Comercio

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion