Mypes cobran facturas en mercado negro con descuento mayor a 60%

Conseguir capital de trabajo puede costar a los empresarios de las mypes “un ojo de la cara”, si es que deben recurrir a prestamistas informales.

Así, las pequeñas y microempresas que requieren cobrar sus facturas antes del plazo fijado con sus compradores (generalmente mayor a 60 días), y que no tienen acceso a la banca, acuden a entidades informales que les descuentan más del 60% del importe de sus ventas.

En otras palabras, los pequeños proveedores, ante la necesidad de capital para operar, se deben resignar a cobrar únicamente el 40% del importe total de sus facturas.

El gerente general de la Asociación de Bancos (Asbanc), Enrique Arroyo, advirtió que estas tasas de descuento pueden incluso ser mayores, y más que duplican a las que cobra el sistema bancario (en promedio, descuenta facturas a una tasa de interés de 30%).

Durante la sesión de la Comisión de Economía del Congreso, el legislador Santiago Fujimori denunció que algunos grandes negocios se financian a costa de la liquidez de las pequeñas empresas, que son sus proveedoras. Detalló que los plazos de pagos de estas facturas pueden extenderse a 90 120 días, por lo que estas compañías ofrecen a sus proveedores la alternativa de acudir a entidades de préstamo, ligadas a ellas mismas, que les compran sus facturas con descuentos superiores a 40%.

“Con ello, estos grandes negocios ganan liquidez por partida doble”, dijo.

Usureros
Por su parte, el presidente del comité de leasing de Asbanc, Mario Ventura, reconoció que los cobros de facturas a tasas de descuento elevadas es una práctica habitual entre intermediarios usureros que no están supervisados.

Ante esta situación y puesto que subsisten las dificultades para que las pymes accedan al financiamiento de ventas en la banca, Asbanc se mostró a favor del proyecto de ley –propuesto por el Ejecutivo- que promueve la obtención de préstamos vía el descuento de facturas comerciales.

No obstante, planteó algunas mejoras a dicha propuesta para que surta efectos, como convertir la factura en título valor, de modo que ante incumplimiento de pago del comprador, pueda ser cobrada coactivamente, como sucede con la letra de cambio. Estimó que esta norma favorecería a unas 600,000 mypes, que podrían obtener liquidez por unos S/. 36,000 millones.

Fuente: Gestión

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion