Pabellón del Perú en Shangái no convence, pero sí su restaurante

Feria Shangái 2010Shangái deslumbra a sus visitantes por sus monumentales construcciones y la Exposición Universal de Shangái 2010, que tras diez años ha reunido a 192 países para que muestren sus mejores galas, no desafina en ese sentido.

El Perú, actual aliado comercial de China a través de un Tratado de Libre Comercio, está en la feria con una imagen minimalista de reminiscencias precolombinas.

El “álbum” de CNN
El ingeniero Luis Chang, ex embajador ante China del régimen de Alejandro Toledo, expresó a nuestro Diario su malestar porque CNN difundió en su página web una serie de fotos calificando la estética de los pabellones: el del Perú fue considerado entre los tres más feos (www.cnngo.com/shanghai/none/shanghai-expo-267939).

“El stand peruano es muy pobre —a decir de Chang— no muestra lo que es el Perú, lo que produce, lo que exporta, sus lugares históricos, su folclor, etc.
Mientras que en otros stands —como el de Chile, México o Argentina— se toma un buen tiempo para mirar, el peruano lo visitas en dos minutos, porque no hay nada especial que ver”, opinó Chang. Esto, pese al video del conocido publicista y ex alcalde de San Isidro, Jorge Salmón Jordán, en el que se proyectan atractivas imágenes del país.

De cualquier forma, no todo es críticas en el reporte de CNN, que también menciona que “aunque el pabellón del Perú no sea impresionante por fuera, Eduardo Vargas lleva el restaurante en el interior y trae a un nuevo chef peruano cada mes”. Y finaliza diciendo: “hemos escuchado buenos comentarios sobre la comida”.

Minimalismo y video
Los arquitectos creadores del recinto peruano, Frederick Cooper Llosa y Antonio Graña, sostienen que su propuesta arquitectónica pasa por ofrecer al visitante una vivencia que apoyada por un video —proyectado en todo el recinto (360°)— permita conocer los atractivos del Perú.

El recinto, de aires costeños prehispánicos, está revestido exteriormente con cañas y esteras lo que permite que la iluminación natural penetra durante el día. El interior es un recorrido con “reminiscencia de huaca”, el cual, según detallan, es una forma minimalista y sobria de rendir homenaje a nuestro pasado precolombino. Destacaron, también, el hecho de que cuenta con un restaurante muy concurrido y elogiado por el público, así como espacios destinados para exposiciones comerciales y artísticas.

Al inaugurarse la feria el pabellón peruano tenía ocupados solo dos de los cinco espacios destinados para actividades comerciales. Alberto Luis Infante, gerente general de la Asociación de Exportadores (ADEX), aclara que ello se debió a una falta de tiempo para gestionar las ventas ya que recibieron el encargo luego de que una entidad financiera desistiera del manejo administrativo del mismo.

Infante explica que de los 1.000 metros cuadrados que ocupa el Perú en la feria, solo un 20% está destinado al área comercial y de ese total un 7,5% puede usarse para exponer productos ya que esta no es una feria comercial sino cultural. “El área es pequeña, pero ahora ya tenemos tres de los ambientes vendidos a empresas del rubro joyería y artesanía”, indica el funcionario. En los espacios libres pondrán pronto, añade, muestras de todos los productos peruanos de exportación.

Problemas logísticos
Al iniciarse la feria, según informa nuestra corresponsal en China, Patricia Castro Obando, se presentaron varios problemas logísticos en los locales comerciales: una caja de electricidad ubicada en uno de los puestos imposibilitaba su uso y había falta de cajas registradoras y del sistema para usar tarjetas de crédito.

Fuentes cercanas a la cancillería aseguran que la legislación actual no permite hacer un concurso de este tipo rápidamente y por eso se habría optado por elegir “a dedo” entre los arquitectos locales al que se encargaría de ejecutar el proyecto.

Un nuevo socio comercial
Este año China se convirtió en nuestro aliado comercial gracias a la firma de un TLC. Desde el momento que se negoció el tratado, se hablaron de las bondades que ofrece a los comerciantes peruanos la cantidad de consumidores en China: más que todos los habitantes de Sudamérica juntos. Y por eso ADEX se mostró interesado en participar en la feria, aun cuando no era propiamente comercial.

Según las últimas estadísticas de ADEX, las exportaciones tradicionales a China durante el primer trimestre han tenido un crecimiento total del orden del 54% con respecto al mismo período del año anterior y alcanzaron los US$1.117 millones. Las exportaciones de productos no tradicionales (agrarias y textiles) han pasado de US$39 millones en el 2009 a US$61 millones en lo que va del presente año.

EN PUNTOS
El pabellón peruano ha costado S/.5 millones y abarca 1.000 m2.

Los países europeos invirtieron cerca de US$50 millones cada uno en construir sus pabellones.

La directora del pabellón, Shirley Uchiyama, dice que se reciben hasta 28.000 visitantes en un día.

Fuente: El Comercio

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion