¿Por qué no baja el precio de los combustibles?

combustibles

El precio del petróleo ha venido cayendo desde hace varios meses y recientemente cayó a su nivel más bajo en 7 años, 47 dólares por barril; sin embargo, hay 2 factores que impiden trasladar esa caída a la reducción de los combustibles en el mercado local.

Veamos las razones, según un artículo publicado por Anthony Suclupe de Semana Económica:

Capacidad de procesamiento

El precio internacional de la gasolina cayó 42% entre julio 2014 y diciembre 2015, una caída menor que el petróleo que ha disminuido 64%, esto debido a que existen costos adicionales que no dependen del precio del commodity.

Lee también: Aquí se vende la gasolina de 90 a menos de S/. 8,7 en Lima

Como sabemos en una refinería se adquiere el petróleo como insumo y se transforma en productos para el usuario final, como lo son la gasolina y el diésel. Sin embargo, la capacidad de procesamiento de las refinerías locales es insuficiente para satisfacer la demanda local, por esta razón, además de procesar petróleo, las refinerías también deben importar productos derivados.

PetroPerú, por ejemplo, importa hasta el 85% de la gasolina de 90 que abastece al mercado nacional. Importar productos finales es más caro, lo cual aumenta el precio de venta al público peruano.

Tipo de cambio

Pero los costos de importación no son la única razón. El fuerte aumento del tipo de cambio durante el último año tiene mucho que ver en el asunto. El precio de la gasolina de 90 y el diésel han caído 31% y 44% en soles, pero si los precios se convierten a dólares que es el precio al que se compra el petróleo y sus derivados, la caída ha sido de 42% y 54% respectivamente, en línea con la reducción del precio internacional.

A mediano plazo la tendencia se mantendrá: los precios de los combustibles domésticos caerán en tanto caiga el precio internacional del petróleo pero en una menor proporción por las razones antes expuestas.

¿Qué tanto le beneficia la reducción del precio de los comobustibles a su bolsillo?

Fuente: Semana Económica
Imagen: minec.gob.sv