Producción de harina industrial crecería en volumen durante el 2010

La producción de harina industrial registraría un crecimiento de tres por ciento en volumen durante el 2010, impulsada por la mayor demanda de la industria panificadora como respuesta a la mejora de los ingresos de la población y al menor precio promedio de la harina, señaló hoy el banco Scotiabank.

Asimismo, contribuiría, aunque en menor medida, principalmente la recuperación de la demanda de la industria de galletas y fideos, debido al mayor consumo interno y, en menor medida, por exportaciones, indicó el analista del Departamento de Estudios Económicos del Scotiabank, Pablo Nano, en el Reporte Semanal del banco.

En ese sentido, las empresas molineras continuaron trasladando a los consumidores intermedios (industria panificadora, de fideos y galletas) la caída de la cotización internacional del trigo.

Así el precio del saco de harina se situó en 83 nuevos soles durante el primer semestre del 2010, menor en ocho por ciento al promedio del 2009.

Por su parte, la cotización internacional del trigo ha mostrado una tendencia decreciente durante el primer semestre del 2010, registrando un promedio de 158 de dólares por tonelada métrica (TM), menor en 18 por ciento respecto al promedio del 2009.

Esta tendencia estuvo sustentada en las perspectivas de buenas cosechas, el riesgo de un debilitamiento de la demanda y los aún altos niveles de inventarios.

Sin embargo, previó que el precio del trigo suba durante el segundo semestre debido a la amenaza de una reducción de la oferta global como resultado de recientes problemas climáticos en Rusia, Kazajstán y Canadá.

Ello ha originado que la cotización del trigo haya aumentado 70 por ciento desde sus mínimos de junio y alcanzara el pasado 6 de agosto su mayor nivel desde junio del 2009 (243 dólares por TM). No obstante, estos niveles de precios se ubican aún por debajo de los máximos del 2008, antes que se desatara la crisis financiera internacional.

Esta alza en el precio del trigo recién tendría efectos en el mercado local durante el cuarto trimestre del 2010 pues normalmente las empresas manejan inventarios de trigo para un período de entre 60 y 90 días.

De otro lado, el anuncio de Rusia de suspender sus exportaciones de trigo desde el 15 de agosto hasta finales del 2010 con el fin de garantizar su abastecimiento interno, no afectaría el suministro local de trigo pues durante el primer semestre del año Rusia fue el quinto proveedor de Perú (cinco por ciento del total), detrás de Canadá, Estados Unidos y Argentina.

Fuente: Andina

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion