Profesionalizar empresas para enfrentar la crisis

Frente a la crisis actual, es necesario que las familias empresarias opten por profesionalizarse con el fin de ser más competitivas. Entiéndase profesionalización por la evolución que logran las familias empresarias para poder administrar adecuadamente su nivel de complejidad, logrando generar mayor competitividad y rentabilidad.

La gerente general de Dvalor, Yohana Mendoza, manifestó que la profesionalización pasa por crear, en una primera etapa, el gobierno familiar empresarial, luego el gobierno corporativo en una segunda etapa y finalmente una estructura organizacional con procesos estratégicos.

“Una vez conformado el consejo familiar, se debe lograr una visión común definiendo el futuro de la empresa y la conducción del negocio. Asimismo, será necesario que los integrantes de la familia logren un consenso para determinar el estilo de liderazgo”, sostuvo la ejecutiva.

Otro paso importante, destacó Mendoza, es la identificación de los problemas que afectan los negocios y a los familiares involucrados en el manejo del mismo. También, habrá que analizar si algunas decisiones están poniendo en riesgo la propiedad.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




A partir de ese análisis, recién se buscarán soluciones concretas y establecer acuerdos o políticas que aseguren la dirección eficiente y eficaz de la empresa. “Ello implica adoptar medidas sobre temas estratégicos, tomando decisiones adecuadas y oportunas. Es así como esas políticas deberán quedar plasmadas en un protocolo familiar que será de obligatorio cumplimiento en la organización”, refirió Mendoza.

Consecuencias
La gerente general de Dvalor explicó que la profesionalización tiene consecuencias positivas en dos ámbitos.
A nivel familiar, permite fortalecer la confianza, la unidad y el compromiso de sus integrantes. Y a nivel de negocios permite crear valor mediante una mayor competitividad y rentabilidad.

Ejemplo de ello, dijo, es un grupo de pyme españolas dirigidas por familias empresarias, que luego de haber realizado el proceso de profesionalización alcanzaron un elevado crecimiento y liderazgo en pequeños nichos, llegando a convertirse en las denominadas “empresas gacela” debido a su rápido éxito internacional.

“Por ello, es importante que en esta época de crisis las empresas definan el tipo de estructura que necesitan para afrontar con éxito las amenazas externas y contrarrestar sus debilidades internas, para asegurar su mantenimiento en el mercado y, por ende, su crecimiento económico”, recalcó la experta.

Pasos por seguir
1 Resulta importante identificar qué tan desarrollada está la estructura de gobierno, dirección y gestión de los negocios de una familia empresaria, respecto a la complejidad de las empresas.

2 Si no existe una estructura capaz de soportar y administrar esa complejidad, lo más seguro es que nos encontremos frente a un alto nivel de desorganización que impactará negativamente en la competitividad del negocio.

Dato
La gerente general de Dvalor participará en el taller Profesionalización de la dirección y gestión en las empresas familiares, a realizarse hoy.

Fuente: El Peruano

comments

Autor entrada:

Deja un comentario