¿Qué tomar en cuenta al elegir entre ONP y AFP?

sacando-cuentas

Has ingresado a tu primer trabajo. Te llaman desde Recursos Humanos para hacerte una serie de preguntas, hasta que llega ésta para la que no estabas preparado: Señor, ¿hacia dónde quiere que destinemos su fondo de pensiones, a la ONP a una AFP? Bueno, si nunca en tu vida has escuchado sobre ambos términos, toma un respiro y dile a tu entrevistador que te tomarás unos días para pensarlo. Es el tiempo mínimo requerido para que te pongas a pensar en los siguientes puntos:

  1. Los años que piensas aportar

Quizás piensas aportar durante toda tu vida laboral, o quizás no. Sea cual sea tu opción debes estar informado. Por ejemplo, si piensas laborar como empleado en diferentes empresas a lo largo de tu vida, una buena opción sería la ONP, ya que como sabemos se requiere de un mínimo de 20 años de aportes para obtener una pensión (y por supuesto, juntando las boletas de todos esos años). Por el contrario, si no tienes pensado ser empleado más que unos años, y te ves como un independiente que aporte a un fondo sin fines previsionales, lo mejor para ti sería una AFP, pues en ésta no hay periodo mínimo de aportaciones para obtener una pensión. Hay que decir, también, que en una AFP puedes pedir un retiro anticipado de tu dinero antes de los 65 años exigidos por ley.

  1. El salario que tienes o el que piensas alcanzar

Otro punto importante. La ONP funciona de una manera distinta a la AFP. La AFP es un fondo previsional de pensiones individual, mientras que la ONP es literalmente un fondo colectivo. Por ello, es que la ONP establece como pensión máxima para sus aportantes S/. 857. Esta cifra puede sonar muy buena para aquellos que ganan el salario mínimo o que tienen ingresos por debajo de los S/. 2.000. Sin embargo, para aquellos que tienen salarios por encima de esa cifra les resultará insuficiente (con esa clase de pensiones no pueden solventar su ritmo normal de vida). Para ellos, resulta recomendable la AFP.

  1. La edad en la que te pusieron en planilla

Quizás has sido un independiente que durante años no has aportado, y ahora lo comenzarás a hacer porque te ha surgido una buena posibilidad laboral en una gran empresa. Si ya estás arriba de los 40 años y ves muy difícil llegar a la valla de los 20 años de aportaciones exigida por la ONP, es mejor que optes por la AFP.

  1. La rentabilidad que esperas obtener

En la ONP no puedes elegir en qué se invertirán tus aportes. El Estado es libre de destinar tu dinero en títulos valores, bonos o acciones. Digámoslo en términos sencillos, que la ONP es la mejor opción para aquellos inversionistas que apuestan por lo seguro. En cambio, en la AFP tienes hasta 3 opciones para elegir a qué se destinarán tus aportes. Van desde lo más seguro (bonos y títulos) hasta lo más variable (acciones en el extranjero). Por ello, la rentabilidad final de tu pensión puede ser mayor o menor, dependiendo de cómo se ha movido el mercado bursátil en nuestro país o el mundo. De paso, aprovechamos para decirte que estar en el fondo 1 de tu AFP es casi lo mismo que estar en una ONP. Si quieres algo más de riesgo (y tu corazón es capaz de resistirlo) ve por el fondo 3.

Ya lo sabes, estás ante una de las decisiones más importantes de tu vida. Recuerda que pasarse de la ONP a la AFP o viceversa, luego de varios años de aportaciones no es para nada recomendable. Puedes perder tiempo, energía y mucho dinero en ese movimiento. Así que, desde ahora, elige la mejor opción para ti.

Vía: gestion.pe
Foto: gananci.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion