Si retiras efectivo de la tarjeta de crédito puede ser peligroso

Disponer de efectivo de la tarjeta de crédito se ve como una opción fácil y rentable, pero en realidad abarca diferentes cosas que pueden ser perjudiciales por lo que es bueno saber utilizarla de manera adecuada.

Muchas personas consideran a la tarjeta de crédito como una extensión del sueldo y por eso ven el retiro de efectivo como una opción fácil y cómoda, ya que se evitan el papeleo y los procesos de diferentes entidades bancarias. Sin embargo, esto no es lo recomendable.

Tarjeta de crédito e intereses

Cuando se dispone de efectivo de la tarjeta de crédito, las tasas de intereses son considerablemente más altas que si se realizara una compra. Estas van desde el 46.28% hasta el 127%, lo que significa que usted podría llegar a pagar más del doble del monto que solicitó.

Ejemplo: Si se solicita s/.1000 a un interés del 90%, deberá devolver los 1000 que solicitó más el 90% de intereses. En total, lo que estará pagando será s/.1900, aproximadamente.

A eso se le sumará el seguro desagravamen y en algunos casos, la comisión por usar el cajero automático para retirar el dinero. Un monto bastante elevado para tratarse de una opción “más cómoda”, ¿no es cierto?

El único caso en que es aceptable disponer efectivo de la tarjeta de crédito es si el usuario está seguro de pagar la deuda en una sola cuota, evitándose así los intereses que se generan.

Una opción más recomendable si se necesita disponer de efectivo extra para un fin específico es solicitar un préstamo personal, ya que las tasas de intereses son menores, encontrando algunas incluso de 14%.

Recomendaciones

Vale la pena tomarse un tiempo para evaluar bien las opciones y evitar caer en errores que perjudiquen nuestra situación financiera.  También invertir tiempo en informarnos nos ahorrará un monto considerable de dinero que de otra manera, lo destinaríamos a pagar intereses.

Vía: comparabien
Foto: larepublica

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion