¡Una genial lección de negocios que te dejará boquiabierto!

El conocido broadcaster y pionero de las comunicaciones en Perú fundó canales de televisión, una empresa radial, trajo al país los primeros equipos celulares; todo ello gracias a una virtud: el olfato para los negocios.

Tomar la decisión de emprender es realmente una decisión difícil; incluso hay quienes jamás se animan a dar el gran paso y se quedan toda la vida esperando a “estar listos” o a que “llegue el momento adecuado”.

Pero también hay quienes se arriesgan y dan el primer paso, como la de Genaro Delgado Parker, quien falleció recientemente a los 87 años de edad, y considerado el mayor visionario de la telecomunicaciones en el Perú.

Lo cierto es que la vida de Genaro Delgado Parker siempre ha estado rodeado de la tecnología y el talento. El talento para ser descubrir de figuras de le televisión peruana y el olfato para traer al Perú la televisión, los celulares o la televisión por cable.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


Una lección genial de negocios

Pero para lograr el éxito de todas sus empresas, especialmente, la de Panamericana Televisión y Producciones Panamericana, además de sus conocimientos, debió ser ingenioso y saber negociar con las grandes empresas nacionales e internacionales.

Para ello, hay que remontarse a la historia con las telecomunicaciones en el Perú que empezó en el 50’s cuando Genaro Delgado Parket trajo la televisión al país cuando aún no había televisores. ¿Qué hizo?

El empresario en aquella ocasión, con 28 años de edad, viajo hasta Holanda para hacer un contrato con la empresa Phillips y así traer los primeros transistores y la antena de transmisión para su canal. Precisamente, en una de sus últimas entrevistas, brindadas al programa Día D, el broadcaster revela cómo logró que la compañía internacional Phillips sea su socia y luego termine debiéndole grandes cantidades de dinero.

Te puede interesar: 5 lecciones de negocios del inigualable Walt Disney

Lo primero que había que hacer era conseguir era dinero, por lo que Delgado Parker  logró el respaldo financiero de Isaac Lindley, dueño de Inca Kola, lo que permitió terminar la construcción del edificio para Panamericana. Pero necesitaba el equipamiento técnico, entonces viajó a Holanda y negoció con la empresa holandesa.

Así, obtuvo un crédito para poder pagar en cuatro años la compra del transmisor, la antena y las cámaras de televisión, pero antes de firmar el contrato, colocó una cláusula: por cada televisor que Philips venda en Perú, a él le pagarían 50 dólares…¡Genial!

Claro; era una época en que nadie tenía ese aparato electrónico, esto significaba un riesgo, o una gran oportunidad. “Cuando saqué la cuenta, al poco tiempo ya me debían plata”, confesó Delgado Parker. De esta manera, el 16 de octubre de 1959, el empresario, junto a su padre y hermanos, funda su propio canal de televisión, que por muchos años fue la televisora más importante del Perú.

Negocios millonarios

Y con ese “olfato para los negocios” Delgado Parker continuó invirtiendo. A fines de los 80′ decide expandir su imperio y trae la primera operadora de servicio de cable vía suscripción al Perú. La empresa fue conocida como Telecable. Para 1991, llegaron los primeros teléfonos celulares bajo su empresa Tele Móvil, cuyos celulares de ese entonces fueron objetos grandes, pesados y con antenas, vendidos bajo la marca de Celular2000. Totalmente alejados de los modernos equipos de la actualidad.

Hasta que en el 2006, Delgado Parker revolucionó el internet y trajo al Perú E-Max, con unos pequeños módems, los cuales fueron los primeros en ofrecer internet inalámbrico en el país.

En fon; con luces y sombras es innegable que Genaro Delgado Parker fue un protagonista del desarrollo de las telecomunicaciones en el país. Su historia está llena de mitos y verdades que lo convierten en todo un personaje del siglo XX.

Vía: larepublica.pe

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados

comments