¿Por qué las mujeres chinas ya no tienen propiedades?

pareja-china

La entrada en vigencia de políticas más abiertas para el capital parece haber acrecentado las ya difíciles condiciones de vida de las mujeres en China. Un Estado que históricamente ha sido un lugar poco acogedor para las mujeres, hoy se torna más caótica para ellas, luego de que en 1998, ante el cambio propuesto desde la administración central, se diera paso a la privatización de la vivienda pública, la cual, hasta ese entonces, era de control total del estado chino.

UN ANTES Y UN DESPÚES

Recordemos que la China como estado socialista siempre se mostró poco solícito a las necesidades de la mujer china. Ante el crecimiento exponencial de la población, el gobierno chino dictaminó que las familias chinas sólo pudieran tener un hijo, y que de incumplir esta norma, dichas familias recibirían una pena pecuniaria considerable.

Quienes más sintieron la medida, fueron las poblaciones rurales. Debido a la complejidad física que requiere el trabajo agrícola, muchas familias optaron por tener como primogénito a un varón, dejando de lado a las mujeres. ¿Qué pasaba con ellas? Desaparecían misteriosamente o eran entregadas en adopción, pasando, la mayoría de ellas, a engrosar las listas de prostitución tanto en China como fuera del país.

Sin embargo, con la apertura comercial al mundo, China optó por dejar de lado esta norma. Pero, las consecuencias son visibles. Aún a la fecha, se observa en el campo chino una enorme desproporción entre el número de varones y el de mujeres.

En el espacio urbano, en cambio, el resultado fue diferente. En cierto modo, tanto las mujeres como los varones tenían el mismo derecho a la propiedad. Si una pareja se divorciaba, el predio en el que vivían pasaba nuevamente a poder del Estado. Hoy, tras la privatización de la propiedad, la figura dista de ser tan igualitaria como en aquel entonces.

Según relata la socióloga Leta Hong, esta normativa ha hecho que la mayoría de propiedades pase a poder de los varones, dejando en el mejor de los casos, como copropietarias a las mujeres en tan sólo un 30% de los casos. La tradición cultural se impone, y las mujeres ceden ante la insistencia del marido para que él figure como propietario del predio. Y no existe la sociedad de gananciales en el matrimonio. En la actualidad, China vive su mayor auge de divorcios (se calcula unos 10,000 diarios), dejando a muchas mujeres en el total desamparo.

UNA TRADICIÓN PERNICIOSA

“Shengnu” es el término que utilizan en China para designar a las mujeres que están dejando, como ordinariamente se dice, pasar el tren. Una mujer que no se ha casado antes de los 30 años es mal vista por la sociedad china, y reciben este adjetivo poco agradable, que proviene de dos voces chinas: “Sheng” (de sobra) y “nu” (mujer).

La presión por casarse joven es doble en China más que en cualquier sociedad occidental. Para las mujeres de bonitas facciones no es un problema. Pueden acceder a un matrimonio venturoso con chinos de posición acomodada sin ningún inconveniente. Para quienes no lo son, es todo un problema. Se profesionalizan hasta tal extremo que olvidan por completo el lado afectivo. Pero, la sociedad no se olvida de ellas. Un artículo de la Federación de la Mujer en China compara a estas mujeres preparadas pero sin matrimonio, como viejas y amarillentas perlas.

MUCHO POR REVISAR

No en vano, los sondeos revelan que China es uno de los peores lugares para vivir para una mujer. Y el sentirse desprotegidas patrimonialmente ayuda a incrementar esa sensación. Hong resalta que, en algunos casos extremos, los padres se niegan a entregar su predio en herencia a su única hija, y prefieren dárselo a algún sobrino varón. ¿El pretexto? Que históricamente los hombres han tenido que cargar con el cuidado y mantención de los familiares que ya están ancianos. Para su concepción, una mujer no está capacitada para eso, y debe ceñirse a continuar las costumbres de su madre o abuelas. ¿Para qué invertir en una mujer, si es que nunca ellas van a reinvertir en nosotros?, piensan muchos padres chinos.

Vía: misionimposibleigualdaddegenero.blogspot.com / bbc.co.uk

Foto: creandodulzura.wordpress.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.